Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Murcia da un ultimátum a la dirección del PSOE para resolver la crisis

El alcalde de Murcia, el socialista José Méndez, ha dado un plazo de 48 horas al secretario regional del PSOE y presidente de la Comunidad autónoma, Carlos Collado, para que solucione la crisis surgida en el seno del grupo municipal a raíz de la votación, el pasado martes, del presupuesto para 1989. En la votación, el concejal socialista Juan Alhama, miembro de la ejecutiva regional de su partido, votó a favor de la propuesta del PP y el CDS en el sentido de devolver los presupuestos a la comisión municipal de Hacienda. Méndez anunció su dimisión pero horas después reconsideró la decisión y decidió mantenerse en el cargo. No obstante, insiste en que dimitirá si la dirección regional del PSOE no resuelve la crisis.

"Se trata", manifestó Méndez, "de un problema del partido que la ejecutiva regional debe solucionar cuanto antes". Según el alcalde, la situación deberá resolverse antes de,18 horas, "pues mi posición en el Ayuntamiento, con sólo 11 concejales [el PSOE tiene 12 de un total de 291, sería prácticamente insostenible". La clave del conflicto dependerá de la suerte que corra el concejal disidente, Juan Alhama, quien proporcionó el éxito a la moción de la oposición sobre la retirada del presupuesto.

Añade Mén.dez que si Alhama continúa en el Ayuntamiento él tendrá que formalizar su dimisión en un plazo próximo. A última hora de la. tarde del martes, diversos miembros de la ejecutiva regional socialista tuvieron una reunión con Alhama para exponerle la situación, y éste por su parte, negó estar de acuerdo con la oposición.

El presidente de la comunidad autónoma y secretario general del PSOE en Murcia, Carlos Collado, declaró: "Con el alcalde no he hablado de dimisión, sí de problemas, de una situación crítica y de la necesidad de encontrar soluciones".

Sobre si llevará el problema a la comisión del conflictos del partido, respondió Collado que no puedo adelantar nada hasta que no hable con Alhama. "Necesito conocer", dijo, "las motivaciones que lo llevaron a esta decisión. En todo caso se hará lo que el partido considere que debe hacerse".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de enero de 1989