Un nuevo testigo implica a Amedo en la búsqueda de mercenarios para los GAL

Un nuevo testigo se ha sumado a las acusaciones contra el subcomisario José Amedo, procesado y en prisión por diversos asesinatos frustrados de residentes vascos en el sur de Francia. El argelino Rachid al Moukrami reconoció ayer, ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzon, que un escrito en el que se vierten graves acusaciones contra Amedo era de su puño y letra. El escrito fue presentado ayer por el abogado Txema Montero, eurodiputado de Herri Batasuna, quien declaró que la línea de defensa de Amedo la ha asumido hasta el presidente del Gobierno. En el documento, Al Moukrami asegura que Amedo, a quien conoció en 1984, le enseñó un álbum de fotos de etarras que contenía bajo cada retrato una cantidad de dinero que varía entre 26 y siete millones de pesetas.Al Moukrami, de 45 años, dijo ayer al juez Garzón que ha trabajado cuatro años para el Mosad, el servicio secreto israelí. Amedo calificó al argelino, en una declaración anterior, de mercenario de Vietnam y colaborador de ETA.

Página 13

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS