Muere el cantante Roy Orbison

El autor de 'Pretty woman' inició su carrera junto a Elvis Presley

El cantante norteamericano Roy Orbison falleció en la noche del pasado martes, a los 52 años de edad, a consecuencia de un ataque al corazón cuando se encontraba en Hendersonville, un suburbio de Nashville (Estados Unidos). Roy Orbison fue uno de los cantantes más importantes de la historia del rock and roll, y comenzó su carrera junto a Elvis Presley, Carl Perkins y Little Richard. Su vida, marcada por la tragedia, sufrió constantes altibajos, y recientemente acababa de participar en un disco que, con el nombre de Travelling wilburys, reunió a Bob Dylan, George Harrison y Tom Petty.

El cantante norteamericano Roy Orbison falleció el pasado martes en la ciudad norteamericana de Hendersonville, un suburbio de Nashville, en el Estado de Tennessee, donde pasaba unos días visitando a su madre. Después de sufrir un ataque al corazón, fue trasladado a un hospital de la citada ciudad poco antes de la medianoche y murió 10 minutos después. Con su fallecimiento desaparece una de las figuras más importantes, significativas y personales de la historia del rock and roll.Roy Kelton Orbison nació el 23 de abril de 1936 en Vernon (Tejas, Estados Unidos) y su padre le inició desde niño en el aprendizaje de la guitarra, instrumento que le acompañaría durante su extensa carrera. En sus años de adolescencia formó el grupo The Wink Westerners, interpretando música country, estilo que muy pronto fundió con un naciente rock and roll hasta convertirse en uno de los pioneros de esta nueva música. Tras formar un nuevo grupo, los Teen Kings, su amistad con Buddy Holly, otro cantante tejano, le permitió grabar en 1956 su primer disco, que contenía la canción Ooby dooby, uno de sus mayores éxitos. Eran los años heroicos del rock, mitad de la década de los cincuenta, y la primera canción grabada por Orbison fue un éxito, alcanzándose una venta de 350.000 discos, cifra considerable en aquellos años.

Reconocido carisma

Intérprete de reconocido carisma, poseía una voz matizada, poderosa y dramática, con ciertas dosis de romanticismo, acompañada de una imagen personal que mantuvo a pesar del paso de. los años: ternos blancos o negros, gafas oscuras y aspecto de, eterno adulto prematuro. Después de atravesar una etapa difícil a finales de los cincuenta, Orbison decidió intentar otros estilos, y con la balada Only the lonely obtuvo su primer número uno en las listas norteamericanas, en 1960.

Intérprete apreciado en todo el mundo, especialmente en el Reino Unido, que ya se preparaba para la aparición de los Beatles, consiguió otros dos éxitos en 1964 con sus composiciones It's over y Pretty woman, canciones que gozaron de gran popularidad, incluso en España. Desde 1960 a 1964 Roy Orbison consiguió que nueve de sus canciones alcanzaran los primeros puestos en las listas de popularidad.

En el momento más brillante de su carrera la tragedia planeó sobre su vida, cuando, en 1966, su mujer, Claudette, murió en un accidente de moto que conducía el propio Orbison después de presenciar una carrera. En 1968, dos de sus tres hijos -Roy, de 13 años, y Tony, de ocho- fallecieron al incendiarse su casa de Tennessee, lo que afectó decisivamente la trayectoria musical de Roy Orbison. En la década de los setenta sufrió un profundo bache en su carrera, que parecía superar últimamente con un regreso a sus raíces country. Sus últimos trabajos fueron la composición de la banda sonora de la película. Insignificance, dirigida por Nicholas Roeg, el disco que reunió a intérpretes legendarios del rock and roll (Orbison, Johnny Cash, Jerry Lee Lewis y Carl Perkins), y la grabación de los Travelling Wilburys, junto a Bob Dylan, George Harrison y Tom Petty, que se ha publicado en el mercado español hace pocas semanas.

Algunos especialistas han definido a Roy Orbison como "uno de los más singulares estilistas del rock de los cincuenta y sesenta por el extraordinario poder de su temblorosa voz y el dinamisno de sus arreglos musicales", señalando también que "era uno de los grandes poetas de los sesenta, cantando con su guitarra al amor y a la soledad". Su muerte significa la desaparición de uno de los puntos de referencia más significativos, entrañables y cualificados de la historia de una música que poco a poco se va quedando sin padres.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS