Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CITA EN RODAS

Maxwell presenta 'The European'

Una cumbre europea puede ofrecer un excelente trampolín publicitario para todo empresario que tenga un proyecto a nivel continental, y el magnate de prensa británico Robert MaxweIl no desaprovechó el que le brinda la reunión en Rodas, adonde acudió ayer para presentar el número cero del que será, según él, el primer diario auténticamente europeo, The European.En dos conferencias de prensa y en una recepción a bordo de un yate, MaxweIl anunció a bombo y platillo que su periódico saldrá a todo color el próximo 9 de mayo, el día de la fiesta de la CE, y que espera vender entre 600.000 y 650.000 ejemplares al precio de unas 100 pesetas.

Contratará entre 200 y 250 periodistas repartidos por cuatro redacciones principales -París, Londres, Bruselas y Münich- y contará de entrada con centros de impresión en el Reino Unido, donde espera vender la mitad de la tirada; en Francia; en Alemania Occidental, y, acaso, en Moscú.

Para dar a conocer The European en Rodas, Maxwell contó con la colaboración directa del presidente del Parlamento Europeo, lord Plumb, que asistió en primera fila a su conferencia, y con la indirecta de personalidades tan prestigiosas como el presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, que escribe en uno de los folletos de presentación del proyecto que "un periódico europeo colmará la creciente necesidad de información" que existe a nivel continental.

La fe europea del magnate británico suscitó estas declaraciones de apoyo a un proyecto cuyo eslogan será Adelante con Europa y que abogará, concretamente, por que el Consejo de Ministros de la Comunidad Europea transfiera soberanía a las demás instituciones comunitarias y por que el Parlamento Europeo disponga de una sola sede. En un artículo del número cero, que provocará polémicas, Plumb asegura que "al no disponer de' una única casa el Parlamento pierde tiempo y dinero". Evidentemente, la primera ministra británica, Margaret Thatcher, no figura entre los que suscriben el proyecto. Maxwell la describió como una nacionalista anticuada pero vaticinó que "fracasará en su intento de que el Reino Unido pierda el autobús europeo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 1988