Intelectuales y amigos rinden homenaje en Madrid a José Ortega Spottorno

José Ortega Spottorno, presidente de honor de PRISA, editora de EL PAÍS, recibió ayer un homenaje de intelectuales, editores, periodistas y algunos políticos que quisieron reconocer la labor de hijo del filósofo José Ortega y Gasset al frente de Revista de Occidente, la creación por él de Alianza Editorial y más tarde de EL PAÍS y últimamente su vocación como articulista.

José Ortega, agradeció emocionado el homenaje, explicó algunas de las claves de la dedicación a sus empresas, hizo una profesión de fe en la democracia y en el diálogo y acabó manifestando que aún vale la pena ser español porque aún cabe una España moderna y universal.Unas 200 personas acudieron a la cena de homenaje en un restaurante madrileño que había sido convocada, entre otros, por Julio Caro Baroja, Juan Luis Cebrián, Camilo José Cela, José Ferrater Mora, Fernando Flórez, Daniel Gil, Diego Hidalgo, Pedro Laín Entralgo, Xavier Montsalvatge, Jesús de Polanco, Javier Pradera, Antonio Rodríguez Huéscar, José Ruíz Castillo, Manuel y Juan Salvat y Arturo Uslar Pietri. Entre los múltiples telegramas de adhesión al homenaje destacó uno de los Reyes.Muchos de estos convocantes asistieron al homenaje en el que también estuvieron presentes entre otros, Joaquín Leguina presidente de la Comunidad de Madrid; Domingo García Sabell, delegado del Gobierno en Galicia; Ignacio Sotelo, catedrático; Augusto Delkáder, director de la SER Convencional; Joaquín Estefanía, director de EL PAIS, y muchos consejeros de PRISA.El académico Pedro Laín Entralgo dijo que Ortega Spottorno "no se contentó con resucitar Revista de Occidente, crear Alianza Editorial y lanzar EL PAIS como instrumento para la esperanza democrática española sino que se ha retirado de estas empresas y se ha dedicado a escribir con osadía e ingenuidad una novelay distintos artículos". El antropólogo Julio Caro Baroja, también académico, recordó que le une a Ortega Spottorno una amistad desde la infancia.

Juan Luis Cebrián, consejero delegado de PRISA, elogió al homenajeado en su nombre y en el de Jesús de Polanco, presidente de PRISA, que no pudo asistir al homenaje por encontrarse en la toma de posesión del presidente de México, Carlos Salinas de Gortari. "Los tres, Polanco, Ortega y yo", dijo, "hemos convivido momentos muy difíciles y nos hemos tirado los trastos a la cabeza, pero por encima de todo ha estado nuestra amistad". "José Ortega Spottorno no se ha retirado, no es un presidente inactivo, puesto que sigue aconsejando y aportando sus valores", añadió.

"Si algo he hecho en esta vida ha sido trabajar", dijo al final del homenaje José Ortega, "pero mi problema es que me ha gustado hacer varias cosas a la vez: me he dedicado a las matemáticas, a la literatura, he matado una becerra, terminé los estudios de ingeniero agrónomo y me quedan todavía muchos proyectos e ideas".

"La renovación de Revista de Occidente la hice por deber, y la creación de Alianza y EL PAÍS lo hice con entusiasmo", añadió Ortega Spottorno. "Pero el gran éxito de EL PAIS, no puede explicarse sin Juan Luis Cebrián ni Jesús de Polanco. Este periódico me ha prorcionado no pocas alegrías y no menos enemistades. Pero la editorial y el periódico son ya pasado para mí. Ahora he elegido el oficio de escritor y como buen novel todo me tienta".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS