Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas catalanes no se movilizarán contra la huelga

El primer secretario de los socialistas catalanes, Raimon Obiols, manifestó ayer en Barcelona tras participar con Nicolás Redondo en un acto de UGT, que estaba allí a pesar de su opinión contraria a la huelga. No obstante, dijo Obiols: "No movilizaremos a los militantes del PSC contra la huelga, pero sí explicaremos por qué no nos Parece una postura adecuada".Redondo, contestando a declaraciones de Rosa Conde, dijo que el Gobierno "debe ser prudente" en sus afirmaciones y que UGT no va a desconvocar la huelga. Redondo aseguró que siempre ha sido partidario del diálogo, pero que la desconvocatoria de la huelga no podía ser una condición previa para ninguna negociación, porque "ésta no es una huelga política, es una huelga sindical, con reivindicaciones sindicales". Según el secretario general de UGT, las declaraciones de la ministra sobre una probable huelga violenta pueden "contribuir a deteriorar el sistema democrático".

Redondo hizo estas declaraciones en el Palacio de Pedralbes, en Barcelona, después de que los periodistas esperaran la presencia conjunta con el alcalde, Pasqual Maragall, y Obiols. Maragall abandonó en solitario el palacio después de que la escolta hubiera desalojado a los periodistas de la puerta.

Redondo volvió a recomendar prudencia al partido socialista, que no sacara las cosas de quicio y que supiera valorar la situación. Redondo recomendó al Gobierno que espere al día 14 y, tras el éxito de la huelga, abra un frente de diálogo con los sindicatos.

Para Redondo no hay "un conflicto de familias ni un enfrentamiento entre el partido y el sindicato, sino unas reivindicaciones sindicales prudentes". En su opinión, el éxito de la huelga "que va a cundir" no "deslegitima al Gobierno".

En el Palacio de Pedralbes se congregaron algo más de un centenar de cuadros sindicales de UGT que comentaron ampliamente las declaraciones de Rosa Conde, en general en sentido negativo. Igualmente, comentaron el anuncio de que Obiols no participará hoy en los actos de clausura del centenario de UGT, en Matará. Obiols debía intervenir en un mitin junto a Redondo y el secretario general del sindicato en Cataluña, Justo Domínguez.

En relación con este cambio de actitud de Raimon Obiols, algunos dirigentes ugetistas explicaron que, el pasado sábado, unos 500 secretarios locales del partido en Cataluña fueron convocados a una reunión en la sede del PSC. Allí, Eduardo Martín Toval y Josep María Sala les explicaron el Plan de Empleo Juvenil, la actitud oficial del partido al respecto y les conminaron a defenderla en sus poblaciones de origen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 1988