Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muchachos se retractan

Dos de los siete muchachos que grabaron las cintas de la polémica -P. F. V., de 18 años, y L. M. N. Q., de 17- se retractaron ayer de sus declaraciones y afirmaron que fue el propio policía Domingo Blanquiño quien les convenció para que efectuaran la grabación.Los dos dicen que las cintas sólo contienen falsedades. Según ambos, el policía les hizo indicaciones de cuáles eran las cosas que tenían que decir ante la grabadora, y que incluso, cuando una frase no resultaba suficientemente fuerte, Blanquiño borraba la grabación y les hacía decir algo más comprometedor. Hasta ahora se han retractado dos de los siete niños o adolescentes que se decidieron a grabar las cintas.

Domingo Blanquiño afirmó ayer que no manipuló a nadie en absoluto y que, al contrario, la denuncia de los abusos sexuales surgió por iniciativa de aquéllos, y que él fue el primer sorprendido al saberlo, por cuanto él pensaba que las quejas de los niños se referían sólo a favoritismos, malos tratos y cosas similares.

A su vez, Jaime Sartorius criticó duramente la actitud de la directora general de Educación, que se negó a trasladar a los niños que grabaron las cintas a otro centro. "No nos sorprende que algunos se hayan retractado. En cierta forma, lo esperábamos. Son niños abandonados que no quieren tener que aguantar abusos o malos tratos, pero que tampoco quieren abandonar la CEMU, porque no tienen donde ir. Son, por tanto, muy presionables, y por eso pedimos que fueran trasladados a otro centro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 1988