Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contradicciones entre un comisario y responsables de prisión en el 'caso Amedo'

Los responsables de la prisión de Guadalajara declararon ayer ante el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que en la reunión de mandos policiales celebrada el 24 de octubre en la cárcel no estuvo presente el inspector Michel Domínguez, procesado en el sumario sobre los GAL. Estas afirmaciones contradicen lo declarado la semana pasada por el comisario Miguel Planchuelo, jefe superior de Policía de Bilbao. Había manifestado al mismo juez que en la comunicación de la cárcel no sólo estuvo presente José Amedo, sino también Domínguez.

Valeriano Gutiérrez Gutiérrez y Víctor Barroso, director y administrador de la cárcel de Guadalajara, respectivamente, manifestaron ayer que en la reunión de mandos sólo estuvo presente el subcomisario José Amedo. Estas declaraciones se basan asimismo en el libro de visitas de la cárcel, una fotocopia del cual se halla en poder del Juzgado. En éste consta que los comisarios Planchuelo, Julio Hierro, Antonio Rosino y Francisco Álvarez, y la prometida de Amedo, María Ángeles Acedo, visitaron conjuntamente al subcomisario.Sin embargo, tanto Gutiérrez como Barroso precisaron, en contradicción con los datos que aparecen en el referido libro, que no entraron los cuatro comisarios y la novia a visitar a la vez a Amedo, ya que primero entró María Ángeles Acedo y al cuarto de hora los policías, tras abandonar el locutorio María Ángeles Acedo. El reglamento penitenciario prohíbe, en su artículo 90, la visita de más de cuatro personas a la vez al mismo interno.

Gonzalo Casado, defensor de Amedo y Domínguez, señaló a la salida de las declaraciones que los cuatro comisarios estuvieron un cuarto de hora comunicando con su cliente y que sólo fueron para dar ánimos. En opinión de este letrado, "ha quedado desmontada la supuesta cumbre policial", ya que en ese escaso plazo de tiempo no se pueden poner de acuerdo para una declaración.

Sin embargo, José Luis Galán y Fernando Salas, que ejercen la acción popular, se mostraron escépticos ante esta explicación, ya que no entienden entonces a que van cuatro personas desde diferentes puntos tan alejados de España (Ceuta, Barcelona, Bilbao y San Sebastián) el mismo día y a la misma hora con el pretendido motivo de dar ánimo a un compañero.

El director de la prisión declaró que la visita de los mandos y de la prometida fue autorizada por el administrador de la cárcel, ya que él no estaba presente. Sin embargo, el reglamento obliga igualmente a que sea el director quien autorice estas visitas. En el libro de visitas aparece también el visto bueno del director. Valeriano Gutiérrez señaló ayer al juez que estampó su firma al día siguiente en el libro oficial. Valeriano Gutiérrez añadió que la entrevista fue concedida a petición del comisario Francisco Álvarez y que José Amedo no estaba enterado de que se iba a producir.

Denegado recurso

Por otro lado, la sección tercera de lo penal de la Audiencia Nacional desestimó ayer el recurso de súplica presentado por los abogados de la acusación particular Fernando Salas y José Luis Galán en el que reiteraban la petición de procesamiento de los mandos del subcomisario.El escrito de los letrados solicitaba los procesamientos de Julio Hierro, Antonio Rosinos, Miguel Planchuelo y Rafael del Río, así como que se investigaran los fondos reservados y las conductas del ex ministro del Interior José Barrionuevo y del director general de la Policía, José María Rodríguez Colorado, sobre su negativa a facilitar información acerca de los mencionados fondos.

La acción popular pedía la declaración del Estado como responsable civil subsidiario, ya que José Amedo y Michel Domínguez tienen la condición de funcionarios, y en algunos de sus viajes para reclutar mercenarios para los GAL, como el realizado a Lisboa, lo hicieron en misión oficial con conocimiento de sus superiores.

La Audiencia ha denegado todas las peticiones del recurso, por las mismas razones que ya había expuesto con anterioridad, excepto la aclaración de que no existen trabas a la investigación de los fondos reservados, que fue encomendada con plenitud de jurisdicción delegada al juez Baltasar Garzón. El nuevo auto del tribunal deja claro que el juez tiene plenitud de facultades para investigar sobre los fondos reservados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 1988

Más información

  • La Audiencia Nacional desestima de nuevo procesar a los jefes del policía