Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Millones para un bebé

Athina, la pequeña hija de tres años y medio de Cristina Onassis, se ha convertido en uno de los bebés más ricos del mundo al confirmarse en medios legales de Atenas que es la única heredera de la fortuna de su madre, calculada en unos 500 millones de dólares (unas 60.000 millones de pesetas). Esta cantidad representa la mitad de la fortuna acumulada por Aristóteles Onassis, ya que éste al morir dejó la mitad de todo a una fundación que era presidida hasta su muerte por Cristina, pero que no le pertenecía en propiedad.El centro de la fortuna de Athina lo constituyen 40 grandes petroleros y barcos de carga, administrados por la Springfield Shipping Company, que tiene oficinas en Liechtenstein, Mónaco y el puerto griego de El Pireo. La flota es calificada por fuentes marítimas como "moderna" y "competitiva".

A la muerte de su padre, Cristina recibió una renta anual de 250.000 dólares y acumuló numerosas propiedades inmobiliarias, incluyendo el islote de Skorpios, en el mar Jónico, donde están enterrados su padre y su hermano y donde serán depositados también sus restos. Entre los inmuebles que poseía Cristina están una lujosa villa en la zona residencial de Atenas, apartamentos o casas en Paris, Saint Moritz (Suiza) y Montecarlo. Entre sus propiedades figuraba también el yate Alexandros, bautizado así en honor a su hermano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 1988