Aplazada la demolición de dos pueblos afectados por la presa de Riaño

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha aplazado al próximo mes de abril el desalojo y demolición de edificios en Burón y Vegacerneja, dos pueblos que quedarán inundados parcialmente cuando el pantano de Riaño llegue a su máxima cota de embalsado. Las otras siete localidades afectadas por la presa, entre ellas Riaño, fueron destruidas en julio de 1987.

La CHD tenía previsto en principio llevar a cabo los desalojos antes de finalizar el año, aunque el deseo de evitar posibles conflictos con los vecinos -la corporación municipal pidió que no se produjera ningún desalojo en invierno- y la dura climatología en esta época en la zona, han sido dos razones de peso para posponer la orden.Burón y Vegacerneja se encuentran en la cola del embalse. En el primer pueblo, habitado por unas cien personas, entre un 80% y un 90% del terreno está afectado por la presa, mientras que en Vegacerneja tan solo el 10% del pueblo quedará anegado.

La Confederación Hidrográfica del Duero, que enviará las notificaciones de desalojo en los próximos meses de febrero y marzo, habilitará 25 albergues provisionales (casas prefabricadas) en Burón para las familias que tras la demolición de sus viviendas no cuentan con alojamiento, así como para dependencias municipales y consultorio médico.

En la parte superior de esta localidad, por encima de la cota 1.603, se construirá un nuevo poblado, que cuenta ya con normas de planeamiento urbanístico. La iglesia y la escuela serán trasladadas a este lugar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS