Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sistema nervioso de la nueva sociedad

El experto Dario Bonacina afirma que la fibra óptica es un medio más seguro que el satélite

Los cables de cobre se convierten en vestigios de una antigua civilización industrial. Ahora el sistema nervioso de la nueva sociedad de la información parece encontrarse en la fibra óptica -hilo fino de vidrio o plástico que guía la luz, y con ella la información, práctica mente sin alterarla-. El italiano Dario Bonacina, considerado uno de los máximos expertos europeos en esta materia, ha dicho que la fibra óptica es el mejor sistema para la comunicación interactiva y un medio de transmisión mucho más seguro que el satélite.

Bonacina, director de productos optoeléctricos del grupo Pirelli, ha participado recientemente en las jornadas sobre Comunicaciones y transmisiones por fibra óptica, organizadas en Madrid por la Asociación para el Progreso de la Dirección. "Entre los nuevos servicios interactivos que permite la fibra óptica se encuentran aquellos que transmiten imágenes en movimiento, como la videoconferencia y otros intercambios de videoeducación", ha dicho. "La fibra óptica ayuda a resolver los problemas de comunicación a grandes y medias distancias", explica Bonacina, "pero la verdadera revolución, por lo menos la más cercana y aplicada hasta ahora, se produce en el interior de los modernos edificios en los que hay que resolver diferentes problemas comunicativos derivados de la movilidad de personal, distintas funciones, de medios informativos, una creciente necesidad de servicios y de controles. Es aquí donde se pone a prueba, precisamente, la fibra óptica como un sistema que ofrece eficacia, seguridad, flexibilidad, capacidad de transmisión e inmunidad tanto en la comunicación de voz como en la de datos e imágenes".

Medio del futuro

Bonacina asegura que la fibra óptica se perfila, sin duda, junto con el satélite, como uno de los sistemas comunicativos más importantes del futuro próximo. "No se trata de enfrentarlos, sino de señalar su complementariedad. Son adecuados cada uno para distintas finalidades. La fibra óptica es ideal para las comunicaciones bidireccionales punto a punto, mientras que el satélite es mejor para las comunicaciones punto a multipunto. De todas formas, a nadie se le oculta que la fibra óptica es más segura que el satélite".La fibra óptica o cable óptico es en realidad un cable, porque tiene un revestimiento protector, pero se diferencia del cable de cobre no sólo por el material distinto que utiliza, sino también porque puede transmitir la señal sin alterarla y sólo necesita repetidores cada 60 kilómetros. Tiene la capacidad de transmitir grandes cantidades de información a la velocidad de la luz. De esta manera, el valor comunicativo de la fibra óptica se basa en el potencial informativo que puede transportar la luz.

Entre las aplicaciones de la fibra óptica están la telefonía (potencialmente un par de fibras ópticas puede transmitir hasta 100.000 llamadas a la vez), la televisión por cable, télex, correo electrónico, transmisión de datos a alta velocidad. Por ejemplo, gracias al láser que transporta, una sola fibra óptica puede transmitir en un segundo 200 libros, letra por letra. Además, su aplicación a la vida cotidiana aporta servicios como el telebanco, la telecompra y otros servicios posibles gracias a las ya llamadas redes inteligentes. También se aplica en medicina y en la industria militar.

Los norteamericanos -con sus proyectos en curso de fibra óptica en el Atlántico- y los japoneses, que están cableando con fibra óptica el Pacífico, están colocados en la mejor posición tanto científica como comercial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de octubre de 1988