Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno descarta la censura de opiniones de los terroristas como en el Reino Unido

El Gobierno y los principales partidos políticos descartan la posibilidad de que en España se promulguen medidas legales similares a las decididas por el Ejecutivo británico para impedir que los medios de comunicación difundan entrevistas con dirigentes terroristas o con representantes de organizaciones políticas afines. La ministra portavoz del Gobierno, Rosa Conde, ha señalado que el Gabinete "ni se ha planteado ni, previsiblemente, se planteará" adoptar medidas de ese tipo porque mantiene "un escrupuloso respeto a la libertad de prensa".

No obstante, tanto el Ejecutivo como la mayoría de los partidos consultados coinciden en hacer una llamada a la responsabilidad de los propios periodistas a la hora de abordar las informaciones relacionadas con el terrorismo.Para Rosa Conde, de la "responsabilidad y sentido cívico" de los profesionales de la información hay que esperar que no difundan -"como no lo hacen ahora", precisa- noticias interpretables como apoyos o publicidad para los grupos terroristas o perjudiciales para la lucha contra las bandas armadas.

Por ello, la portavoz, quien rehusó valorar la medida adoptada por el Gobierno británico, se muestra partidaria de que los informadores realicen "un ejercicio de autocontrol" al respecto.

Desde el Ministerio del Interior, fuentes oficiales señalan que "no hay ningún proyecto ni intención de solicitarlo" en relación con el tratamiento del terrorismo en la Prensa, pero que el departamento defiende que los medios de comunicación, "por propia iniciativa y no por estar teledirigidos", deben ser "beligerantes" contra el terrorismo.

Ramón Jáuregui, delegado del Gobierno en el País Vasco, señaló que no conocía en profundidad la medida adoptada en el Reino Unido, pero añadió: "El Estado democrático tiene derecho a estudiar y dictar medidas democráticas de lucha contra el terrorismo. En la medida en que ésta [la británica] pueda serlo, el Estado tiene derecho a estudiarla. Si se está pensando en su aplicación en el caso de España, yo dudo de su posible eficacia".

Por la libertad de expresión

Ana Miranda, secretaria de Comunicación del PSOE, manifestó que un exceso de páginas y titulares dedicados a las actividades de los terroristas puede constituir "una plataforma" en beneficio de los mismos, pero que, en cualquier caso, es "responsabilidad de los propios medios" presentar esos temas de una u otra forma, por lo que considera "imposible" que en España pueda establecerse censura o veto alguno al respecto.Por su parte, una portavoz de AP comentó que, si bien la legislación británica permite ese tipo de medidas, en España "la Prensa es libre" y, por tanto, "los medios españoles son los que debe valorar su propia información".

Igualmente, la Democracia Cristiana se ha mostrado "contraria a cualquier tipo de censura", porque "la libertad de expresión es la médula de la democracia". "Podemos detestar total mente las opiniones de algunos pero estaremos siempre apoyando el que puedan expresarlas", indica el partido en una nota oficial, en la que se añade que "ETA es el peor enemigo de las libertades del pueblo español y del pueblo vasco", por lo que es necesario que los partidos legales se pronuncien sin rodeos sobre esa organización. Íñigo Cavero, dirigente del partido, agregó que los medios de propiedad pública pueden tener "una mayor mesura o austeridad, basada en la decisión de las propias redacciones", a la hora de difundir noticias o comunicados de los terroristas.

El CDS, según un portavoz, se muestra "completamente opuesto" a restricciones en la difusión de noticias y añade que, "afortunadamente", la Constitución española protege el derecho a la libertad de expresión, por lo que ni el Gobierno m el Grupo Socialista intentarán una medid-a en sentido contrario. La relación entre Prensa y terrorismo, según el CDS, es un tema analizado en muchas ocasiones, "pero es un tema de responsabilidad de los; propios medios" y nunca un problema que pueda abordarse con medidas coercitivas.

Para Nicolás Sartorius, de Izquierda Unida (IU), "no debe: existir ninguna norma al respecto". "Soy contrario a legalizarese tipo de prohibiciones", agregó, "aunque sí pediría a los responsables de los medios Infórmativos que no se hagan eco de elementos propagandísticos o de apoyo al terrorismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de octubre de 1988

Más información

  • Los dirigentes políticos apelan a la responsabilidad de los periodistas