Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo de Israel prohíbe la participación electoral del partido de Kahane por racista

Los cinco jueces del Tribunal Supremo israelí decidieron por unanimidad excluir al partido Kach, del diputado y rabino racista Meir Kahane, de las elecciones legislativas. El fallo imposibilitará a éste presentar una lista en los comicios del próximo 1 de noviembre. Por el contrario, el máximo órgano judicial de Israel ha autorizado, por tres votos contra dos, la participación del Partido Progresista por la Democracia (PPD), conocido por se postura abiertamente favorable a la Organización para la Liberación de Palestina (GLP).

Once miembros de la comisión electoral central, en representación de la derecha nacionalista, encabezada por la coalición Likud, y los partidos religiosos, habían solicitado la exclusión del PPP de la contienda electoral.El Tribunal Supremo ha basado su decisión en una nueva ley parlamentaria, llamada Ley fundamental, aprobada después de las elecciones de 1984, año en el que Kahane consiguió por primera vez un escaño en la Kneset (Parlamento israelí). El objetivo declarado de esa ley era obtener la descalificación del partido Kach de Kahane si este último decidía presentarse a los comicios de 1988, como así ha ocurrido. La ley excluye de las elecciones a toda formación política cuyo programa y actividad "minen la democracia del Estado de Israel e inciten al racismo".

Los jueces del Supremo han subrayado que no sólo han encontrado ideas racistas en el Kach, sino que también han descubierto que "el objetivo de este partido es enviar diputados a la Knesset con la tarea de hacer pasar leyes que institucionalicen la discriminación contra los ciudadanos árabes de Israel".

El tribunal consideró también inaceptable el argumento de defensa esgrimido por el Kach, que invocó las necesidades de la seguridad israelí para justificar actos discriminatorios contra los árabes. "Las necesidades de seguridad no pueden justificar la discriminación racial", sentenciaron los jueces. El programa del partido de Kahane, puntualiza, además, el Tribunal Supremo, "recuerda los peores ejemplos de la terrible experiencia vivida por el pueblo judío en el transcurso de la historia"

La noticia de la exclusión del Kach fue recibida con grandes protestas por parte de muchos de sus seguidores, que se encontraban presentes en la sala. "Nadie me va a parar. Voy a continuar mi misión y el pueblo judío me va a seguir", declaró ayer Kahane. "En este momento, centenares de miles de judíos israelíes montan en cólera contra el veredicto injusto", agregó el rabino. "Todo mi programa", manifestó también Kahane, "se basa en la religión y en las leyes religiosas del pueblo judío. Si yo soy racista, entonces también lo es Rambam (Maimónides)". Preguntado si recomendará a sus seguidores votar por otro partido nacionalista, el líder del Kach contestó: "No. Ninguno es digno de recibir nuestros votos. Elegir entre el Likud y los laboristas es como elegir entre la peste y el cólera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de octubre de 1988

Más información

  • "Nadie me va a parar, voy a continuar con mi misión", afirma el rabino