Las tarifas eléctricas dependerán en 1989 de la moratoria nuclear

El recargo del 3,5% que pagan todos los usuarios de energía eléctrica en sus recibos para financiar la moratoria nuclear, dependerá el año próximo de lo que decida el Gobierno sobre el futuro del parón aplicado a cuatro grupos en 1983, según indicó ayer el secretario general de la Energía, Fernando Maravall, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de Diputados.Una veintena de altos cargos de Industria y de Educación contestaron durante todo el día a más de un centenar de preguntas formuladas por la oposición para aclarar los datos del proyecto de Presupuestos del Estado 1989 de cara al debate que tiene previsto inicial el martes próximo el pleno de la Cámara.

Fernando Maravall dijo que en todo caso se mantendrá el otro recargo del 1,3% o 1,4% destinado a almacenar los futuros residuos nucleares, contestó así a una pregunta sobre la moratoria nuclear que afecta a Vandellós I, Trillo II y Lemoniz I y II.

El presidente del Instituto Nacional de Hidrocarburos y de su empresa Repsol, Oscar Fanjul, reveló que el grupo puede gastar el año próximo, sin poner en peligro su equilibrio financiero, hasta 1.000 millones de dólares (casi 130.000 millones de pesetas) en tomas de participación para asegurar las prospecciones y los aprovisionamientos, como las realizadas en Indonesia y en Colombia; sobre las negociaciones con Pemex (Petróleos Mexicanos), dijo que dependen de un acuerdo sobre los precios de los aprovisionamientos.

Aunque el subsecretario de Industria y Energía mostró reticencias a desglosar el plan de actuación, inversiones y financiaciones del Instituto Nacional de Industria para 1989, por considerar que las empresas europeas de la competencia podrían utilizar las cifras, versión criticada por AP, el presidente de este holding estatal, Jordi Mercader, reveló que un 75% de los 204.000 millones de aportaciones previstas a las empresas, se destinarán, por este orden, a construcción naval, defensa, automoción, bienes de equipo, aluminio y minería.

Mercader afirmó que el endeudamiento del INI, ahora de 447.117 millones de pesetas, aumentará el año próximo en 39.000 millones, y el de sus empresas, cifrado en 1,23 billones de pesetas, se reducirá en 70.000 millones, también señaló que Ateinsa y La Maquinista requieren para su saneamiento y posterior adjudicación al consorcio que gane el concurso sobre el tren de alta velocidad, unos 20.000 millones de pesetas, la mitad de lo que se ha publicado.

El secretario de Estado de Educación informó, a preguntas de AP y del CDS, que los descuentos aplicados a los maestros por participar el curso pasado en la huelga, unos 5.000 millones de pesetas en el ámbito de competencias del ministerio y quizá otros 6.000 en los centros dependientes de las comunidades autónomas, están en las "arcas del Tesoro, que es un buen sitio para tener el dinero", lo que provocó risas entre los diputados. Añadió que el ministerio espera incorporar esos 5.000 millones en los presupuestos de 1989.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50