La URSS apoya la propuesta de Mitterrand sobre una conferencia de armas químicas

La Unión Soviética "apoya sin reservas" la celebración, en enero próximo en París, de la conferencia sobre armas químicas propuesta por el presidente francés, Frangois Mitterrand ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Así lo expresó ayer el ministro de Asuntos Exteriores soviético, Edvard Shevardnadze, tras su visita de tres días a París, que concluyó ayer y en la que se ha puesto de manifiesto el comienzo de una nueva era en las- relaciones franco-soviéticas.Entre los frutos de la visita se encuentra el anuncio de que Mitterrand y su homólogo soviético, Mijail Gorbachov, se entrevistarán dos veces durante los próxímos seis meses. El presidente galo viajará a la URSS los días 25 y 26 de noviemnbre, mientras que Gorbachov visitará Francia durante el primer semestre de 1989.

Balance positivo

El ministro francé Exteriores, Roland Dumas, quien hizo un "balance positivo" de la estancia de Shevardnadze, aseguró que su homólogo le mostró el apoyo de su país a la conferencia sobre armas químicas.

La delegación francesa y la soviética han empezado ya a elaborar el proyecto de declaración final durante la estancia del diplomático moscovita. La cuestión del desarme ha dominado las conversaciones franco-soviéticas, tanto en las entrevistas de Shevardnadze con Dumas, como en las mantenidas con el primer ministro, Michel Rocard, y con el presidente Mitterrand, así como en uno de los cuatro grupos de trabajo que las dos delegaciones han constituido durante la visita.

En un momento de paralización en las negociaciones de desarme con Estados Unidos, a causa de la campaña electoral norteamericana, las precocupaciones de Moscú se han trasladado a Europa, y concretamente a Francia, único país europeo que, junto con el Reino Unido, cuenta con armamento nuclear.

Precisamente coincidiendo con la estancia de Shevarnadze, Mitterrand reafirmó el martes la decisión francesa de contribuir a edificar el pilar europeo de defensa, pero precisó, en una- alocución en el Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional, que "la misión de Francia no es la de asegurar la protección de las otras naciones de Europa occidental; esa es la misión de la Alianza Atlántica". dijo.

Shevardnadze expresó su satisfacción por el respaldo francés a la celebración en Moscú de una de las tres reuniónes sobre derechos humanos en el marco de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE) de Viena. Esta cuestión, una de las que impide la culminación de la CSCE, cuenta con la oposición de Washington y del Reino Unido.

Durante la visita del Shevarnadze, ambas delegaciones han apoyado la celebración de una conferencia sobre Oriente Próximo y sobre Camboya, temas en los que proseguirán las conversaciones a nivel de expertos, así como sobre la no militarización del espacio. París y Moscú han acordado también la creación de un centro cultural francés en la capital soviética.

"Durante un periodo, la URSS y Francia tomaron diferentes senderos. Ahora hemos sobrepasado esta anomalía", dijo Shevardnadze en una conferencia de prensa con la que puso fin a su visita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de octubre de 1988.

Lo más visto en...

Top 50