6.000 líneas para empresas están en la lista de espera de Telefónica en Madrid

La lista de espera de líneas telefónicas para empresas está en torno a las 6.000 solicitudes, según los últimos datos de que dispone Telefónica, a 31 de julio pasado. Estas peticiones se satisfacen en la actualidad en períodos de tiempo que van desde una media de 45 días para los teléfonos multidíneas hasta medias de entre tres y seis meses para las líneas telemáticas (de datos y sistemas mixtos), según fuentes oficiales de la compañía.

Hay dos tipos de servicio telefónico que caracterizan las solicitudes de las empresas: los multilíneas y las líneas telemáticas. La lista de espera del primer grupo es de unas 3.000 solicitudes en la región de Madrid, con una demora media en torno a los 45 días. El segundo presenta una lista de espera con algo más de 3.000 solicitudes, y una demora media mayor, de entre tres y seis meses.Fuentes oficiales de la compañía, que no consideran esta situación peor que en años anteriores, aseguran que mejorará sensiblemente a finales de diciembre y que a finales de 1989, cuando concluya el plazo dado por el Gobierno para el arreglo de las deficiencias actuales, será casi inmejorable. El sector en el que la compañía confía en hacer más progresos es el telemático, cuya lista de espera prevista a final de 1988 es de 2.300 solicitudes, con una demora de unos dos meses.

El crecimiento de la demanda ha sido importante en los últimos años. En 1985 hubo 19.000 solicitudes de teléfonos multilíneas; en 1986 fueron 23.670; en 1987, 23.970, y en 1988, 28.800, como demanda total prevista. Este año se instalarán 27.100 líneas de este tipo, según las previsiones de la compañía. La demanda de líneas tipo Iberpac (transmisión de datos, telefax y voz) ha crecido de 712 en 1985 a 2.857 en 1988. En cuanto al nuevo sistema Ibercom (centralitas digitales con comunicación interior y exterior), la demanda creció de 13.555 líneas en 1987 a 25.000 en este año.

La lista de espera general -incluídos los particulares- en la región de Madrid asciende a 53.300 solicitudes, con un tiempo medio de demora de 4,4 meses, que la dirección de Telefónica espera reducir a 3,3 meses a finales de diciembre y a 2,2 cuando finalice 1989.

La compañía insiste en que la instalación de nuevas líneas en zonas con especiales dificultades por su alejamiento de centrales de distribución o por estar muy saturadas, como es el caso del centro de Madrid, es lo que produce que las medias de demora sean tan elevadas. En áreas sin estos problemas, las líneas sencillas tienen una demora de instalación de entre 20 y 35 días, y las multilíneas, de entre 15 y 30 días.

Tráfico difícil

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero no es el de la demora en la instalación el único problema que padecen los usuarios del servicio telefónico. Hay que añadirle al menos otros dos: las dificultades de tráfico, muy elevadas en Madrid, y la demora en la reparación de averías.

Siempre según fuentes oficiales de la compañía, los niveles de ineficacia de llamadas están en la región de Madrid entre el 13% y el 14%, lo que supone que 13 o 14 de cada 100 llamadas no se completan o tienen excesivo ruido de fondo. Telefónica espera reducir este porcentaje a final de año a un nivel de entre el 6% y el 8%.

En cuanto a las averías, en las primeras 24 horas se repara el 72% en teléfonos básicos, el 61 % en multilíneas y el 63 % en teléfonos públicos. Se espera elevar estas cifras al 79%, 82% y 76%, respectivamente, en diciembre de 1989.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS