Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oskar Lafontaine defiende la autonomía del partido socialista ante los sindicatos

Alfonso Guerra y Oskar Lafontaine, vicesecretario del PSOE y vicepresidente del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), respectivamente, afirmaron ayer que existen numerosas coincidencias entre los planteamientos de ambos partidos en la renovación de sus programas para el fin de siglo. Lafontaine defendió la autonomía del partido socialista frente a los sindicatos para elaborar la política socioeconómica que responda mejor a los intereses de una amplía representación popular, aunque ello provoque divergencias entre el partido y el sindicato.Guerra y Lafontaine encabezan las delegaciones de los socialistas españoles y alemanes que celebran un encuentro en Barcelona a fin de debatir sus respectivos programas socioeconómicos para la próxima década.

Acerca de las diferencias entre el sindicato y el partido socialista en aspectos importantes de política socioeconómica, que es una de las situaciones coincidentes entre el PSOE y el SPD, Lafontaine dijo: "No somos críticos con los sindicatos. Pero nosotros somos un partido popular y debemos buscar nuestras soluciones con autonomía, nuestras propias preguntas y respuestas. Nuestro proyecto es en parte coincidente con el de los sindicatos, pero en nuestras filas no hay sólo trabajadores, sino también profesionales e incluso empresarios". El SPD expuso en el encuentro el programa adoptado en su último congreso, celebrado en Münster a principios de mes, con especial énfasis en la necesidad de adaptar el crecimiento económico a la preservación del medio ambiente.

El PSOE expuso las propuestas de su Programa 2000, nombre con el que ha bautizado el amplio debate interno organizado para elaborar su estrategia para la próxima década. En él se defiende la necesidad de adoptar formas flexibles de empleo para poder ocupar el máximo número de personas posible. Esta posición es semejante a la mantenida por Lafontaine, el dirigente del SPD que cuenta con mayores posibilidades de ser el candidato a canciller de la República Federal de Alemania por su partido, y que le ha acarreado fuertes críticas de los poderosos sindicatos alemanes.

Programa europeo

Lafontaine subrayó que los grandes problemas socioeconómicos sólo pueden ser abordados desde una perspectiva internacional y que por esta razón los partidos tienen que buscar soluciones conjuntas. "Hemos podido comprobar", dijo, "el interés que nuestro reciente congreso ha despertado en la sociedad española y que el PSOE tiene un gran conocimiento de nuestro debate programático".

En la reunión de ayer se examinaron, según explicó Guerra, las causas que han llevado a plantear una renovación a fondo de los programas de estos partidos. El vicesecretario del PSOE afirmó que los partidos deben acompasarse al rápido ritmo con que ocurren los cambios en la sociedad actual. Citó el reparto del trabajo, el desempleo masivo, la igualdad efectiva entre hombre y mujer y el ecologismo como las principales cuestiones abordadas.

Guerra anunció que el PSOE tiene previsto organizar encuentros como el que celebran ayer y hoy con el SPD con otros partidos socialistas auropeos, como el austriaco y el italiano. "Hemos mencionado también la necesidad de dinamizar la comisión que prepara el programa de los socialistas para las elecciones al Parlamento Europeo", añadió.

Al encuentro entre los socialistas españoles y alemanes asisten el secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, los secretarios de relaciones internacionales, formación, cultura y movimientos ciudadanos, Elena Flores, José Félix Tezanos, Salvador Clotas, Alejandro Cercas, respectivamente; Josep Maria Sala, miembro de la comisión ejecutiva federal; el responsable del Programa 2000, Manuel Escudero, y una representación del PSC integrada por su presidente, Joan Reventós y el primer secretario del partido, Raimon Obiols.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1988

Más información

  • Guerra y el dirigente alemán subrayan las coincidencias entre el PSOE y el SPD