Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 'circo' de Nueva Orleans

Los 'morenitos' de Bush

George Bush, un perfecto disléxico político, volvió ayer a meter la pata ofendiendo a los hispanos, grupo electoral que puede ser clave en noviembre en Estados tan importantes como Tejas, California y Florida. "Éstos son los chicos de Jebbie, mi hijo de Florida, los pequeños morenitos", explicó Bush al presidente Reagan al presentarle a sus nietos.Jeb, que ayuda a su padre con el voto del exilio cubano en Miami, está casado con una mexicano-norteamericana, Columba. Y sus tres hijos han heredado los rasgos hispanos de la madre. Bush, el perfecto wasp -acrónimo que define al blanco, anglosajón y protestante-, respondió ayer indignado a la insinuación de que su comentario, recogido por las cámaras de televisión, había sido racista y despectivo. "No es justo, y es una ofensa que no voy a permitir. Sólo tengo amor y orgullo por esos tres pequeños. Estoy orgulloso de que sean morenos", declaró dolido. Todo indica que es así y que adora a su nuera hispana y a sus nietos de Florida, pero la anécdota es otro ejemplo de su falta de sensibilidad y su irrefrenable capacidad de meter la pata.

Como cuando dijo, despúes de debatir con Geraldine Ferraro, aspirante demócrata a la vicepresidencia en 1984: "Acabo de dar una patada a un pequeño culito". O cuando acudió a una escuela de Los Ángeles a defender que hará más por la educación cuando sea presidente y dijo a los alumnos que no se preocupen por ir a la Universidad porque también hacen falta barrenderos y muchachas de servicio.

La campaña de Dukakis, que habla español, lo mismo que Bentsen -candidato demócrata a la vicepresidencia-, denunció ayer que Bush "vive en una burbuja; para él, todo el mundo es blanco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de agosto de 1988