Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El recuento oficial da la Victoria a Salinas con el 52,89%

Los resultados oficiales de las elecciones mexicanas, finalmente hechos públicos ayer por la Comisión Federal Electoral, dan la victoria al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Carlos Salinas de Gortari, con el 52,89% de los votos, algo más de lo que se esperaba en los últimos días, seguido de Cuauhtémoc Cárdenas, con el 29,10%. Pese a surgir en un ambiente de desconcierto y entre numerosas acusaciones de fraude, estos resultados conforman un escenario político desconocido en el México posrevolucionario.

MÁS INFORMACIÓN

El primer anuncio oficial y público de cifras se atiene a los plazos marcados por la legislación electoral mexicana, pero contradice las expectativas creadas por el propio Gobierno. Durante los cuatro días que han transcurrido sin datos oficiales se ha solidificado en el país la impresión de que las autoridades estaban manipulando los resultados en favor del PRI.Las cifras hechas públicas en la mañana de ayer por la secretaría técnica de la comisión -todavía susceptibles de discusión- se refieren al 73,99% de los votos escrutados. Tras Salinas y Cárdenas, se sitúa el candidato del conservador Partido de Acción Nacional (PAN), Manuel Clouthier, con el 16,68% de los votos, mientras que los otros dos partidos contendientes en los comicios del pasado miércoles se reparten el 1,27% de los votos restantes.

Aunque quedan por detallar estos resultados, las tendencias actuales apuntan a una derrota de Salinas en cinco de los 31 Estados que constituyen la república. Se trata del Distrito Federal, donde vota casi la cuarta parte del electorado, el Estado de México, Morelos, Michoacán -la patria chica del general Lázaro Cárdenas- y, muy probablemente, Guerrero. En todos ellos ha triunfado Cárdenas.

En cuanto a senadores, el Frente Democrático Nacional (FDN) parece tener asegurados, de acuerdo a las tendencias actuales, los escaños del Distrito Federal, de Michoacán y del Estado de México, con lo que, por primera vez, seis senadores de oposición se sentarán en una Cámara de 64 escaños monopolizada por el PRI desde hace 60 años.

El candidato del PAN, Manuel Clouthier, ha convocado para los próximos días 30 y 31 un referéndum para que la población exprese si está de acuerdo o no con estas cifras. Cárdenas, que se había proclamado vencedor el pasado sábado, tenía previsto anunciar anoche su posición. La candidata del Partido Revolucionario de Trabajadores, Rosario Ibarra, pidió a Cárdenas que convoque una gran movilización popular en defensa del respeto del voto. El hijo del general socialista tiene en sus manos ahora parte de la responsabilidad sobre la futura estabilidad de un país que comparte 3.000 kilómetros de frontera con Estados Unidos y que está considerado como uno de los mayores focos potenciales de conflicto en el mundo.

Tranquilidad

Un destacado asesor de Carlos Salinas manifestó el domingo a un grupo de corresponsales extranjeros que el equipo del virtual presidente electo de México tiene "la tranquilidad de que se hizo una elección legal y limpia". "Como creo que la oposición es seria", dijo, "irán reconociendo las cosas conforme se vayan produciendo, porque a nadie le convendrá echar a perder unas elecciones que han sido la más limpias de toda la historia".

La victoria de Salinas se asienta en un crecimiento del partido en el norte del país y la costa atlántica. La oposición demuestra su gran relevancia política con su victoria en el Distrito Federal y en otros de los más grandes núcleos urbanos, como Guadalajara y Ciudad Juárez. También se ha registrado alguna victoria opositora, concretamente del PAN, en distritos del industrializado Estado de Nuevo León. Las cifras han favorecido al PRI principalmente en el ámbito rural y en los puntos más alejados de las grandes ciudades.

Los partidos de oposición, históricamente relegados a un papel de puras comparsas, representan ahora prácticamente la mitad del país. El régimen de partido único ha desaparecido de hecho. Carlos Salinas no podrá gobernar de la misma manera que antecesores que disponían del 80% o el 90% del respaldo electoral.

Los resultados de estas elecciones, empañados por la confusión de los últimos días, son el inicio del programa de reformas que ha anunciado Carlos Salinas de cara a los próximos seis años de mandato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de julio de 1988

Más información

  • La oposición descalifica los resultados parciales de las elecciones mexicanas