Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escisión del CDS pone de nuevo el Parlamento de La Rioja en manos de los socialistas

El socialista Félix Palomo volvió ayer a la presidencia del Parlamento de La Rioja un año después de las últimas elecciones autonómicas, por la escisión del grupo del CDS y la falta de un acuerdo de gobierno entre AP, Partido Riojano Progresista (PRP) y los centristas. La crisis amenaza al Gobierno, que obtuvo AP con un escaño menos que los socialistas y con el apoyo de los dos diputados regionalistas del PRP.

El centrista Manuel Fernández llarrasa, que ha presidido el Parlamento riojano en el último período de legislatura, fue derrotado a causa de las fisuras producidas en su partido, que le han obligado a realizar un primer congreso del CDS en La Rioja sin contenido ni debate político, y le ha costado a este partido la pérdida de cuatro de sus siete representantes en el Ayuntamiento de Logroño, donde reside al menos la mitad de los habitantes de esta comunidad autónoma.En el pleno de ayer, además del cambio de la presidencia de la Cámara, se aprobó la reforma del reglamento que permite la formación de grupos con un mínimo de dos diputados y no cuatro, como hasta ahora. Ello configura un nuevo mapa de la Asamblea legislativa riojana, con los 33 diputados distribuidos en cinco grupos de la siguiente forma: 14 del PSOE, 13 de AP, 2 del CDS, 2 del PRP y 2 independientes (escindidos del CDS).

Aunque, por el momento no se ha anunciado una moción de censura al Gobierno del aliancista Joaquín Espert por parte de los socialistas, tampoco se descarta, ya que hace tan sólo dos semanas el PSOE ofreció un Gobierno de coalición al PRP y al CDS, grupos que hasta la fecha han apoyado al actual Ejecutivo aliancista.

El PSOE tampoco cuenta con mayoría absoluta para en una primera vuelta hacerse con el Gobierno. Todo depende de las posturas del PRP y del CDS. Sus líderes, Luis Javier Rodríguez Moroy y Manuel Fernández Ilarraza, respectivamente, han declarado que mantendrán su apoyo al actual Gobierno y que en ningún momento atizarán la inestabilidad política que ha atravesado el Gobierno.

Mayoría simple

Félix Palomo, elegido presidente del Parlamento en la sesión de ayer, contó con los 14 votos del PSOE más los dos de los diputados escindidos del CDS. El centrista Manuel Fernández Ilarraza, hasta ahora presidente, obtuvo un voto menos, sumando los 13 de AP y los dos del CDS. Los dos diputados del PRP votaron en una primera vuelta a su candidato, Luis Javier Rodríguez Moroy, y como en esa primera vuelta ningún candidato logró los 17 votos que requiere la mayoría absoluta, hubo de realizarse una segunda elección, donde por mayoría simple obtuvo la presidencia el socialista Palomo.El regionalista Luis Javier Rodríguez Moroy justificó su falta de confianza en llarraza en la falta de un acuerdo firmado entre el CDS, el PRP y el actual Gobierno de AP, aunque añadió que mantendrá su apoyo al aliancista Joaquín Espert. Los independientes, escindidos del CDS, acusaron a sus antiguos compañeros de partido de haberse alineado con Espert, olvidando las tesis del CDS en cuanto a su labor de control del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de julio de 1988

Más información

  • La crisis amenaza al Gobierno regional de AP