Procesado un soldado que se intoxicó para apoyar a un compañero

El soldado Joaquín Bonilla, de la base militar de Viator (Almería), está en prisión preventiva, a la espera de un consejo de guerra, acusado de alterar el orden público en el recinto. Bonilla, de 20 años y natural de Granada, se intoxicó gravemente al ingerir un producto matarratas, en solidaridad con un compañero suyo que sufría el síndrome de abstinencia y que, según el procesado, no recibía el tratamiento medico adecuado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS