Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència proyecta una ley electoral que favorecerá el voto nacionalista

La coalición Convergéncia i Unió (CiU), que el domingo repitió su triunfo electoral por mayoria absoluta -aunque perdió tres diputados-, elaborará una ley electoral específica para Cataluña para regular las próximas elecciones autonómicas. La nueva ley, que se plantea a menos de 24 horas de los comicios, primará el voto de las zonas rurales, donde los nacionalistas obtienen tradiciorialmente sus mejores resultados. La idea inicial de CiU es sustituir las actuales circunscripciones provinciales por otras de menor dimensión, posiblemente las comarcas. Para que prospere parlamentariamente la nueva ley basta con la mayoría absoluta, de la que dispone la coalición mayoritaria tras las últimas elecciones.El presidente del Gobierno, Felipe González, y el de la Generalitat, Jordi Pujol, se han mostrado en las últimas horas dipuestos a mejorar sus relaciones. González remitió ayer a Pujol un telegrama de felicitación, al igual que lo hizo el Rey de España.

El presidente de Alianza Popular (AP), Antonio Hernández Mancha, atribuyó en parte el fracaso electoral en Cataluña a actitudes "poco disciplinadas". Tras anunciar que el domingo firmó la carta en la que acepta a Alfonso Osorio su renuncia como presidente del consejo político de AP y como miembro del grupo parlamen tario, el presidente aliancista criticó veladamente a Abel Matutes, vicepresidente nacional de su partido, quien recientemente comentó que la gestión de Mancha se caracteriza por la "buena voluntad y cierto provecho". Osorio precisó ayer que se integrará en el Grupo Mixto.

Páginas 15 a 17

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 1988

Más información

  • Hernández Mancha acepta la renuncia de Osorio y critica veladamente a Matutes