Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior considera descabezado al Exército Guerrilleiro tras realizar los GEO nuevas detenciones

Los Grupos Especiales Operativos (GEO) detuvieron a otros cuatro presuntos integrantes del Exército Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe (EGPGC), que al parecer realizaban labores de apoyo y enlace del grupo detenido el pasado fin de semana. Las investigaciones de la Brigada de Información permitieron descubrir lo que parece ser el centro operativo de la organización independentista gallega, en el límite de las provincias de Lugo y Orense. El gobernador civil de La Coruña Andrés Moreno, que actúa como coordinador de las labores policiales, declaró en Orense que con estas detenciones el EGPGC "está descabezado y prácticamente desarticulado". Anoche no se descartaba la realización de nuevas detenciones.

Alfredo Santos Conde, de 31 años, herrero, fue detenido en la localidad orensana de Allariz a primeras horas de la tarde del domingo. Media hora después era detenido en Santalla-Escairán (Lugo) Juan Arias López, de 50 años, familiar de Antón Arias, ya detenido, y al que la policía supone líder del EGPGC. En una aldea del término municipal de Poboa de Trives (Orense) fueron detenidos, más tarde, Manuel Álvarez Fernández, vecino de esa localidad, y su novia María Pilar Casanova González, de 30 años, natural de Bóveda.Los GEO localizaron también dos zulos en una escarpada ladera sobre el río Sil en Ponte de Abeleda (Lugo). En el primer escondite, tan sólo accesible desde el río, había una escopeta, abundante documentación, víveres y dos camastros. Un poco más arriba, en tres sitios distintos, fueron intervenidos unos 60 kilos de gelamonita (explosivo utilizado en la voladura del chalé de Fraga y en la mayoría de los atentados del EGPGC).

Los detenidos continúan en las dependencias de la comisaría de Orense, a excepción de Antán Arias, que sigue internado en el hospital provincial. Fuentes oficiales del Gobierno Civil señalan que "continúa evolucionando favorablemente".

Al filo de la medianoche del domingo, una llamada a la radio autonómica gallega de un comunicante anónimo señalaba que "la infraestructura del EGPGC permanece intacta", y amenazaba con represalias a las fuerzas de seguridad si los detenidos eran objeto de torturas.

El delegado del Gobierno, Domingo García Sabell, afirmó en La Coruña que en las operaciones policiales efectuadas hasta el momento "cayeron todos los integrantes del EGPGC" y que "varios de los detenidos han intervenido personalmente en actos delictivos y, en concreto, en el atentado contra el chalé de Manuel Fraga". Preguntado por qué los integrantes del comando, relativamente conocidos en medios nacionalistas, no habían sido detenidos con anterioridad, García Sabell precisó: "Muchas veces conviene detener gente y otras no, para no alertar a los demás". En este sentido, el gobernador civil, Andrés Moreno, hizo unas polémicas declaraciones en las que agradecía a los medios de comunicación de La Coruña "que hayan respetado las evasivas del Gobierno Civil y no hayan facilitado información".

En lo que respecta al asesinato de Claudio San Martín, el objetivo del comando, según fuentes policiales, era secuestrar al empresario en su propio domicilio para obtener un rescate con carácter inmediato. La actitud de San Martín, que se abalanzó sobre los asaltantes, determinó que éstos le dispararan causándole la muerte.

El delegado del Gobierno informó de la realización de "peinados y batidas" en algunos barrios coruñeses. Sin embargo, en las zonas citadas no se observaron despliegues policiales.

Controles en El Ferrol

Sí hubo identificaciones y conducciones a comisaría de una docena de personas de El Ferrol, aunque se atribuyen a medidas preventivas ante la botadura, ayer, del portaeronaves Príncipe de Asturias.Por su parte el Partido Comunista de Liberación Nacional, grupo en el que militan al menos dos de los detenidos negó ser el brazo político del Exército Guerilleiro do Pobo Galego Ceibe y anunció querellas contra los periódicos que vinculen a ambas organizaciones. Según Mariano Abalo, dirigente del PCLN, esta fuerza política juega en los límites de la legalidad vigente y no se plantea la lucha armada como solución a los problemas de Galicia, sin embargo rehusó condenar las acciones de los guerrilleiros ya que en su opinión las actividades terroristas son una respuesta a "opresiones políticas de los poderes fácticos y no nos corresponde a nosotros el papel de jueces".

Hasta las pasadas elecciones europeas el PCLN estaba incluido en la coalición Bloque Nacionalista Galego, aunque fue expulsado tras apoyar la candidatura de Herri Batasuna. La escisión había comenzado a fraguarse a raíz de la entrada en el Parlamento autonómico del dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras. La central Intersindical Nacional dos Trabajadores Galegos (INTG) por su parte rechazó tajantemente la lucha armada como forma de acción política o sindical. Esta fuerza política se mostró sorprendida de la detención de su secretario de Pesca, Miguel Ángel Campuzano, militante también del PCLN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 1988

Más información

  • Descubiertos dos 'zulos' donde los terroristas gallegos ocultaban armas y explosivos