Se rinden los últimos activistas sijs del Templo Dorado de Amritsar

Los últimos grupos de separatistas sijs que mantenían la defensa del Templo Dorado de Amritsar se rindieron ayer a las tropas del Ejercito indio, que pasó a controlar por completo el complejo, tomado por comandos independentistas durante 10 días. Al menos tres de los últimos defensores sijs del templo se suicidaron ingiriendo fuertes dosis de veneno, y otros dos fueron muertos por sus captores cuando intentaron huir, según informaron testigos.

"Todo el que quiera salir, que agite una prenda de ropa desde su escondite. Cualquier otro movimiento queda prohibido", anunció la policía por altavoces a los sijs, que se habían dispersado en la noche anterior tras el ataque indio al último refugio que mantenían en el centro del complejo. Poco después, un grupo de unos 45 sijs marchaba lentamente hacia la salida, escoltado por centenares de atacantes indios. Dos de los sijs se salieron de la fila e intentaron huir, pero fueron acribillados de inmediato.

Los grupos separatistas sijs en el resto del Estado de Punjab dieron muerte a 36 personas en la noche del martes al miércoles, en represalia por el ataque al Templo Dorado, el más sagrado centro sij. La sangrienta campaña independentista de los radicales sijs ha causado ya 950 muertes en lo que va de año.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción