Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Zaragoza, la más segura

El índice de delincuencia ha disminuido tras experimentar durante un año un plan policial piloto

El índice de delincuencia ha disminuido en la ciudad de Zaragoza durante el primer trimestre de este año en tres puntos respecto al mismo período de 1987. Zaragoza tiende a convertirse en una urbe segura. Datos de la Dirección General de Seguridad señalan que la capital de Aragón, con más de 600.000 habitantes, figura a la cabeza entre las ciudades de su misma categoría respecto a seguridad ciudadana. La puesta en marcha de grupos de policías de la escala básica que actúan de paisano y el haber triplicado la presencia policial en las calles ha contribuido a que soplen estos buenos vientos.

Los cambios han coincidido con la llegada a Zaragoza de un nuevo jefe superior de policía, Francisco Lázaro y la experiencia piloto de crear grupos policiales de investigación que operan vestidos de paisano (en un principio los grupos fueron mixtos, con agentes de paisano y de uniforme) se llevó a cabo entre los meses de marzo y noviembre del año pasado. El grupo de 20 agentes consiguió, en colaboración con el 091, unas 800 detenciones en ocho meses. Como dato referencia se apunta que las detenciones de la policía local-municipal fueron en 1987 unas 900.Los buenos resultados de esta primera experiencia aconsejaron la creación de cinco nuevos grupos -que ya funcionan en Zaragoza desde noviembre-, integrados por 24 policías, dos inspectores y dos subinspectores.

Dos de estos grupos están en la zona centro y uno en cada uno de los distritos de los barrios de Delicias, San José y Arrabal. Desde hace dos meses todos los agentes de estos grupos actúan vestidos de paisano. Las directrices de la dirección de seguridad prevén que sólo actúe de paisano el 50% de los componentes de cada grupo. Estos agentes se dedican especialmente, coordinados por las comisarías de distrito, a atajar los llamados delitos menores, no espectaculares pero que "generan psicosis de inseguridad", tales como robos nocturnos, de coches y establecimientos o la venta callejera de droga. El delegado del Gobierno en Aragón, Ángel Luis Serrano, ha manifestado que, "aunque no se puede valorar todavía los resultados de estos grupos, se ha notado su actuación. Es una de las facetas del concepto de seguridad activa".

El delegado precisó que algunos aspectos de la delincuencia se han reducido "entre el 20% y el 25%", entre ellos la venta callejera de drogas, los robos y los atracos. La experiencia ha tenido en cuenta un informe técnico elaborado por el Sindicato Democrático de Policía.

Policía triplicada

Por otra parte, en el último mes se ha triplicado la presencia policial en las calles de Zaragoza. El pasado martes fue presentado un nuevo plan para atender la seguridad ciudadana. Los 11 sectores en que se dividía hasta ahora la vigilancia policial de la ciudad se han incrementado hasta 18, más otros cuatro considerados especiales. Estos corresponden a los puntos de mayor índice de delincuencia y se han duplicado los servicios de radiopatrullas.Cada uno de estos sectores cuenta con 10 policías permanentes. Se han incrementado asimismo las unidades de caballería que vigilan los espacios abiertos (los parques públicos, por ejemplo). El nuevo plan de seguridad ha permitido "recuperar 130 policías que hasta ahora realizaban tareas administrativas y burocráticas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 1988