Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El INI cierra indefinidamente Euskalduna

La división naval del Instituto Nacional de Industria (INI) decretó ayer el cierre patronal indefinido desde las seis de la madrugada del astillero de Euskalduna. Los motivos del cierre son los gravísimos sucesos que desde hace varios meses vienen acaeciendo en esta factoría, originados por un indeterminado número de personas, de las que una parte importante es ajena a este astillero y a los fondos de promoción de empleo, y que han producido un serie de actos vandálicos que impiden, obviamente, el desarrollo de actividad normal".

Los trabajadores encontraron la nota de la empresa en las puertas de acceso al astillero, que permanecían custodidas por numerosos miembros policiales que impidieron el acceso a las instalaciones tanto de los trabajadores como de los representantes del comité de empresa. La nota, fechada el domingo, 8 de mayo, comunica que el cierre patronal "se pretende mantener vigente por un período indefinido de tiempo en tanto no se pueda garantizar la seguridad de las personas e instalaciones, y la no repetición de los hechos que determinan esta decisión".El comité de empresa de Euskalduna criticó duramente el cierre patronal, al calificarlo como estado de sitio" comparando la situación actual con la de Chile, impropia de un Gobierno democrático, por impedir el acceso a las instalaciones de los representantes sindicales, medida inusual en los cierres patronales, y por permanecer los efectivos policiales en el interior del astillero, ya que según la nota de la empresa, uno de los motivos del cierre era la presencia de personas ajenas al astillero.

Según los trabajadores, durante el pasado sábado el interior de las instalaciones fue registrado por varios policías, sin que fuentes del Gobierno Civil de Vizcaya hayan comunicado que se hayan producido incautaciones del material utilizado por los trabajadores.

El comité de empresa ha manifestado su estrañeza por el cierre, después de cinco meses de enfrentamientos diarios con la policía en el puente de Deusto, y lo relacionaron con presuntas presiones recibidas por la dirección de la empresa por parte del gobernador civil de Vizcaya o del Ministerio del Interior. "El cierre no tiene nada que ver, ni se parece en absoluto a ningún cierre patronal clásico. Lo que quieren es evitar la asamblea diaria, la coordinación del comité y la respuesta a los incumplimientos de la Administracción, pero nada tiene que ver con la actividad de la empresa, porque de una plantilla de 330 trabajadores, un 90% tiene regulación de empleo", dijo un portavoz sindical.

Los trabajadores han decidido reafirmarse en su postura de no aceptar la prórroga de permanencia en los Fondos de Promoción de Empleo y de seguir celebrando asambleas diarias en lugares diferentes mientras continúe cerrado el astillero, además de convocar una jornada de movilización general para el próximo día 19.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de mayo de 1988

Más información

  • Fuerte control policial en torno al astillero