Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los deportistas surafricanos no podrán competir más en España

Los deportistas surafricanos no podrán competir más, ni siquiera a título individual, en España. El Ministerio de Asuntos Exteriores remitió ayer a las embajadas y consulados españoles en todo el mundo un telegrama en el que se dan instrucciones para que sea denegado el visado a los deportistas surafricanos que pretendan participar en España representando a su país o a título individual. De esta forma, España aplicará a partir de ahora la Declaración Internacional contra el Apartheid en los Deportes, que firmó en 1978, pero que no había cumplido en todos sus puntos, por lo que se permitía la participación de surafricanos, a título individual, en diversas competiciones.Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores confirmó ayer a EL PAÍS que la decisión se había tomado en la última semana, tras la polémica presencia del boxeador surafricano Brian Mitchell, que defendió su título mundial en Madrid, y de la tenista surafricana Kim Labuschagne, que participaba en un torneo en Barcelona y que fue obligada a abandonarlo al descubrirse que tenía un visado turístico. Labuschagne fue, de hecho, la primera deportista surafricana afectada por el cambio de postura del Gobierna español. Labuschagne logró el visado en Houston (Estados Unidos) y Mitchell en Suráfrica.

Cambio de política

Hasta la pasada semana, España no concedía visados a los deportistas de Suráfrica en representación de ese país, pero sí lo hacía cuando competían a título individual, como en los torneos de tenis o golf. El Gobierno español, sin embargo, ha decidido aplicar medidas más rigurosas, impidiendo cualquier tipo de presencia de surafricanos en certámenes nacionales.El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores confirmó que esta decisión impedirá la presencia legal de deportistas surafricanos en España. En caso de que alguno entrase en España con visado turístico y pretendiese participar en una competición deportiva, el Gobierno impediría legalmente su participación, lo que ya sucedió con la tenista Labuschagne.

En las instrucciones enviadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores a las embajadas y consulados se establece como única excepción el caso de que el deportista que solicite el visado acuda a participar en una competición que tenga precisamente como objetivo fundamental la realización de un acto contra el apartheid.

Los deportistas surafricanos, sin embargo, podrán obtener visados para entrar en España siempre que no participen en una competición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de mayo de 1988