Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Frente Polisario denuncia el "bloqueo marroquí" al proceso de paz en el Sáhara

Los viajes del presidente de la Organización para la Unidad Africana (OUA), Kenneth Kaunda -que acaba de visitar Marruecos y Argelia- y del secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, -que se espera comience su gira por esta zona la próxima semana- en el marco de las gestiones para hallar una solución al conflicto del Sáhara Occidental, "pondrán nuevamente a prueba la falta de voluntad del Gobierno de Rabat para hallar la paz en el Sahara Occidental", según declaró recientemente a este periódico el embajador del Frente Polisario ante la ONU, Moulud Said. El diplomático saharaui acusó también a Marruecos de "bloquear" el proceso de paz puesto en marcha por la ONU y OUA y del que forman parte las actuales giras de sus respectivos representantes.Said reiteró la postura del Polisario de que no es posible una solución pacífica fuera del marco de las resoluciones de la ONU y de la OUA, que prevén la entrega a estas organizaciones, por parte de Marruecos, del control del territorio, "en aras de la preparación de un referéndum de autodeterminación justo y libre, sin la presencia de las fuerzas militares, administrativas y colonos marroquíes" presentes en la zona. "No se puede ser juez y parte a la vez", añadió.

El embajador saharaui insistió en que "Marruecos no ha mostrado ningún gesto de flexibilización de su postura", y que ello "bloquea las gestiones del actual proceso de paz".

Said dijo que España se halla excluida de las agendas de los dos representantes internacionales. "Sin embargo", añadió, "ésta sería una buena oportunidad para que [España] rectificase sus errores anteriores y contribuyese a una solución basada en el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia".

El viaje de Carlucci a Rabat

Moulud Said también se refirió al reciente viaje de Frank Carlucci, secretario de Defensa norteamericano, a Rabat, que calificó de "no idóneo", dado "el carácter delicado del momento", que coincide con la intensificación de los esfuerzos de la OUA y la ONU.

"El hecho de que Marruecos pida más armas a EE UU demuestra la intransigencia y falta de voluntad de Rabat para que se cumpla el plan de paz aprobado por la comunidad internacional", dijo el representante saharaui. Según Said también se inscriben en este marco la escalada militar y el recrudecimiento de la "represión contra los civiles saharauis en los territorios ocupados- por parte de Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 1988