Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez de Ronda afirma que encarceló al empresario Miguel Coronel por crear alarma social

El presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Ronda (Málaga), Miguel Coronel, cumplió ayer una semana en los calabozos del Ayuntamiento de esa población, sin que, hasta el momento, ni la titular del Juzgado de Instrucción, Olatz Aizpurúa, ni la Audiencia Provincial de Málaga, a la que se han remitido las diligencias, hayan decretado su puesta en libertad. Esa decisión, sin embargo, podría adoptarse en el curso de las próximas horas, según han asegurado a este periódico fuentes del juzgado de Ronda.

Olatz Aizpurúa -de 29 años, nacida en San Sebastián y que lleva aproximadamente un año al frente del Juzgado de Ronda declaró a este periódico que el ingreso en los calabozos municipales de Miguel Coronel estuvo determinado por "el clima de alarma social" producido por las declaraciones del dirigente empresarial, independientemente del presunto delito de desacato que se le puede imputar. En sus afirmaciones, Coronel llamó a la desobediencia civil ante el clima de inseguridad ciudadana que, en su opinión, se vive en Ronda, población de unos 35.000 habitantes en plena sierra de Málaga.Miguel Coronel ingresó el jueves de la semana pasada en los calabozos, después de que una emisora local difundiera unas declaraciones en las que el dirigente empresarial acusaba a la juez de haber puesto en libertad a cinco personas acusadas de un atraco a mano armada y de haber negado una orden de registro para incautarse de un alijo de cocaína. Las acusaciones, que han sido negadas por la comisaría de Ronda, se recogen en una cinta magnetofónica, cuya transcripción forma parte del sumario que dio lugar al arresto de Coronel.

La juez Aizpurúa negó ayer, por otra parte, que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ),haya abierto una investigación para determinar sus posibles responsabilidades en este caso. Aizpurúa se puso ayer en contacto con el jefe del servicio de inspección del CGPJ, Ignacio Sierra, quien aseguró que tan sólo se había solicitado una información a la Audiencia Provincial de Málaga tras la denuncia presentada por el presidente de la CEODI, José María Cuevas. De esa información, según Aizpurúa, se desprende que en todo momento se ha actuado conforme a la legislación.

Aizpurúa negó tajantemente que el encarcelamiento del presidente de la organización patronal rondeña se deba a un "delito de opinión" o a la expresión de valoraciones personales sobre el problema de la inseguridad ciudadana. "Yo no acordé su ingreso en prisión hasta 48 horas después de efectuadas las declaraciones y a la vista del clima que se había creado en la ciudad", aseguró Aizpurúa.

Mientras tanto, el clima de tensión que se registró en Ronda tras la detención de Miguel Coronel -que desembocó en la realización de una manifestación el martes- ha remitido. El detenido, que tiene autorización de la juez para recibir visitas, guarda un mutismo absoluto y ayer se negó a realizar declaraciones a este periódico. La misma actitud de reserva mantiene la organización empresarial. Esta estrategia de mutismo se ha impuesto tras la visita efectuada el miércoles al detenido por el secretario general de la CEOE, Juan Jiménez Aguilar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de abril de 1988