Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un muerto y 16 heridos, al estrellarse en Granada el autobús de un equipo de fútbol

Antonio Hidalgo Parra, de 23 años, directivo del equipo de fútbol de tercera división de San Pedro de Alcántara (Málaga), resultó muerto, y otros 16 miembros del club deportivo al salirse de la carretera el autobús en que viajaban en el término de Huétor Tájar (Granada). El accidente se produjo hacia las once de la noche del domingo, cuando el equipo regresaba de disputar partido en Guadix.

Según todos los indicios, a consecuencia de la lluvia caída en la noche del domingo, el autobús matrícula MA-5763-Z, de la empresa Autocares Mata, derrapó sobre la calzada hasta caer junto a una acequia de unos tres metros de profundidad. Antonio Hidalgo salió despedido por una ventanilla y se golpeó mortalmente en la cabeza contra unos hierros. El autobús, que tenía dos años y medio de uso y había pasado la revisión hace un mes, se deslizó sin control unos 100 metros al inicio de una curia y tras bajar una pendiente. Los ocupantes achacan al estado resbaladizo de la carretera el accidente. En la misma zona otros tres turismos se salieron de la calzada, según la Guardia Civil.El equipo había jugado en la tarde del domingo contra el Guadix, al que venció a domicilio por 0-2. Los jugadores habían celebrado la victoria en el transcurso de una cena en un restaurante de carretera, cerca de la capital. El accidente se produjo a dos kilómetros de Huétor Tájar y la mayoría de la expedición iba dormida. Según el testimonio de algunos jugadores, el vehículo zigzagueó durante unos segundos y luego se salió de la calzada. Un olivo impidió que el autobús cayera hacia un talud cercano.

Todos los heridos fueron trasladados a bordo de ambulancias a dos centros hospitalarios de Granada, donde fue asistida y dada de alta en las horas siguientes. A media tarde de ayer, sólo quedaban ingresadas tres personas, sin que su estado revistiera especial gravedad.

El cadáver de Antonio Hidalgo fue enviado a Loja y a última hora de la tarde de ayer estaba previsto su entierro en San Pedro de Alcántara. La noticia provocó gran consternación en los ambientes deportivos de Málaga y Granada, especialmente en la localidad de Guadix, donde el equipo había obtenido pocas horas antes una sorprendente victoria deportiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 1988

Más información

  • El vehículo se salió de la calzada a causa de la lluvia