Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CSIF ganó las elecciones en la Administración

La Confederación Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF), en cuya sede de Madrid se produjo ayer un atentado, fue la ganadora de las últimas elecciones sindicales de funcionarios -celebradas el año pasado-, por delante de Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras. El denominado sindicato profesional obtuvo unos 6.500 delegados de los 25.966 elegibles, informa Efe.La CSIF, acusada de amar¡llismo por sus rivales, obtuvo 3.250 delegados, un 25% de representantes en Administraciones Públicas. En la Administración del Estado, la CSIF consiguió 1.714 delegados, un 29,58%. En los Ayuntamientos, el sindicato profesional sólo obtuvo 769 representantes, por detrás de UGT (1.294) y de CC OO (876).

El triunfo de la CSIF en las pasadas elecciones -las primeras elecciones de los funcionarios- se labró en la Administración del Estado, fundamentalmente en el Ministerio de Justicia, relegando a los sindicatos de clase. En el departamento de Justicia, la CSIF obtuvo un 50% en instituciones penitenciarias.

En este sentido, la policía sospechó en un primer momento de la autoría de ETA Militar en el atentado realizado ayer, ya que la CSIF es mayoritaria entre los funcionarios penitenciarios. Incluso, la policía barajó ayer el hecho de que la sección sindical de prisiones de la CSIF suele realizar sus reuniones en la sede central, objeto del atentado.

La agrupación de prisiones de la CSIF hizo ayer público un comunicado en el que expresó su condena por el atentado, mientras señalaba que "si, como parece confirmarse, el autor del atentado fuera el grupo terrorista ETA, la CSIF no cesará en denunciar la situación que atraviesan las cárceles que albergan presos de la banda terrorista ETA".

Sin embargo, el análisis provisional del artefacto explosivo apunta a "restos de azufre, que permiten presuponer que era pólvora", según fuentes de la Seguridad del Estado. "Un artefacto casero no parece obra de ETA", añadieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 1988