Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hormaechea acusa al presidente de la Asamblea cántabra de grabar a los diputados

Eduardo Obregón, presidente de la Asamblea regional, anunció ayer por los micrófonos de una emisora local que se comprometía a dimitir inmediatamente de su cargo si se demuestra que "el señor Hormaechea tiene razón cuando afirma que yo he ordenado grabar en el Parlamento las conversaciones privadas de diputados y consejeros. Si se confirma la existencia de esas escuchas, yo sería un presidente indigno. Si la afirmación resultare falsa, entonces lo lógico, moral y éticamente, sería que dimitiera él".La víspera, el presidente del consejo de Gobierno había afirmado, en rueda de prensa, que resulta intolerable que se graben nuestras conversaciones privadas porque los micrófonos, según se ha descubierto ahora, están preparados para ello. Se trata de un micrófono-espía y su instalación es propia de una demencia senil. En la sesión plenaria del próximo lunes los diputados de AP exigirán que nuestras conversaciones privadas no sean grabadas".

Juan Hormaechea, durante el pleno del pasado día 25 de febrero, en que profirió insultos al diputado centrista Manuel Garrido, acababa de hacer uso de la palabra desde su escaño y olvidó desconectar el micrófono tras la intervención, por lo que sus ofensas orales quedaron recogidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de marzo de 1988