Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El dibujo de Mariscal

Se está armando un revuelo sobre la desafortunada ingeniosidad que, según parece, soltó el señor Mariscal, en una reunión de amigos, sobre la persona de don Jordi Pujol y el conjunto de catalanes residentes en Barcelona, precisamente por el hecho de que el jurado sobre la mascota de los Juegos Olímpicos haya elegido su obra.Como catalán nacido en la provincia de Barcelona, en parte afectado por sus manifestaciones, me siento contrariado, pero si el dibujo, boceto o lo que sea consideraron que fue mejor que los demás, hicieron muy bien en declararlo ganador.

Una descalificación global de un pueblo, comunidad o país siempre me ha parecido deplorable. Los catalanes sabemos mucho de esto. Pero en el caso del señor Mariscal, insisto, si es cierto lo publicado en Prensa y radio, incluso tiene la pobreza de que la frase ya la dijo hace años un conocido personaje de las letras hispánicas.

Y ya puesto a dar mi opinión sobre este asunto, lamentaría también cualquier intento de invalidar la elección del jurado.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de febrero de 1988