Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El tren de Europa

Renfe acomete este año un plan de montaje de freno de aire en 2.189 vagones de mercancías (la mayoría, de dos ejes), con una antigüedad de construcción que oscila entre los 22 y 33 años. El coste mínimo de montaje por vagón es de 700.000 pesetas, por lo que Renfe pagará 1.530 millones de pesetas. El material es facilitado por Dimetal y Frenos y Señales. Estos datos son fácilmente comprobables en los talleres que hacen el montaje y en los proveedores. Vagones de las mismas series y años de construcción se desguazaron más de 2.000 el pasado año.¿Cree usted, señor director, que es así como Renfe piensa reducir su déficit, renovarnos y ponernos a nivel europeo? En mí opinión, y la de todo ferroviario de a pie, el famoso Plan Integral es una farsa. Mientras tengamos diferente ancho de vía con respecto a Europa, nuestro transporte de mercancías no llegará al 10% del transporte nacional (en otros países está entre un 50% y un 70%). Lo del cambio de ejes en la frontera es un mal rollo; no hay más que ir a verlo y compararlo con el transporte por carretera. Creo que lo más acertado sería, con arreglo a nuestras posibilidades, modificar poco a poco el ancho de la vía, aun a pesar de su enorme coste. Cualquier otra solución es perder el tren de Europa (y nunca mejor aplicado al socialismo, ya que, desgraciadamente, cuenta con sobrada mano de obra parada).-

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de enero de 1988