Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poder Judicial eligió a Jose Antonio Somalo, presidente de la Audiencia de Barcelona

BONIFACIO DE LA CUADRAEl pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) designó ayer presidente de la Audiencia Territorial de Barcelona a José Antonio Somalo Giménez, en la actualidad jefe del gabinete de documentación e información de la presidencia del Tribunal Supremo. Votaron a Somalo 1,6 miembros del Consejo; tres, a Juan Poch, y uno votó en blanco. En un encuentro con los informadores, Somalo -que habló unas palabras en catalán- justificó la polémica política sobre su nombramiento y consideró "feliz" la coincidencia de su designación con el sobreseimiento de la causa para 16 procesados del caso Catalana.

Somalo recibió a los informadores ayer tarde en su domicilio de la madrileña calle de Alcalá. En un ambiente distendido y haciendo gala de grandes dosis de afabilidad y moderación, el presidente electo de la Audiencia Territorial de Barcelona se mostró comprensivo respecto a las críticas suscitadas por su designación y dibujó los rasgos biográficos que le vinculan a Cataluña, complementados con su voluntad de servir a aquella comunidad autónoma. Especial comprensión manifestó hacia "las personalidades de la Generalitat", dijo, "que han expresado su preocupación por que el nuevo presidente de la Audiencia Territorial de Barcelona sea sensible a la realidad catalana y a la tradición jurídica catalana". Coincidió con ellas en que el perfil del titular de ese cargo debe: reunir tales características. Y a continuación, resaltó los agradables, recuerdos de sus años de servicio en Cataluña, como juez y como magistrado de Trabajo y su disposición a mejorarlos en los años que ahora se inician.Preguntado sobre el caso Banca Catalana, Somalo declaró que no podía opinar porque no había visto "ni uno solo de los folios del sumario". Sin embargo, resaltó que en la actualidad ha cedido la nota de conflicitvidad y tensión que en algún momento ofreció esta causa y expresó, en concreto, su contento por la "coincidencia feliz" de su nombramiento y el sobreseimiento de la causa para las 16 personas que todavía permanecían procesadas.Alegría por el caso 'Catalana' En cuanto a la solución adoptada para Jordi Pujol, dijo: "Me alegré de que saliera como salió". Preguntado sobre si se hubiera alegrado igualmente en caso de que el tribunal hubiera decidido procesar a Pujol, respondió, sonriente: "Nunca me puedo alegrar de que se procese a una persona". Sobre los conflictos originados en la judicatura por el ejercicio de la función disciplinaria, Somalo declaró que "alguien tiene que realizar esa función, del mismo modo que los actos disciplinarios, como todos los administrativos, están sometidos al control judicial". Respecto el enjuiciamiento de los jueces y magistrados, se mostró a favor de la fórmula del jurado, si bien sólo "en algunos casos". Somalo no pertenece en la actualidad a ninguna asociación profesional. Durante el franquismo fue tentado por Justicia Democrática, pero no formó parte de ella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de enero de 1988

Más información

  • El candidato vencedor obtuvo 16 votos frente a 3 de Poch