Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Strauss pide a Gorbachov en Moscú una reducción de la condena de Rust

El jefe del Gobierno del Estado alemán occidental de Baviera, Franz Josed Strauss, pidió ayer en Moscú al líder soviético, Mijaíl Gorbachov, que reduzca la condena contra el joven piloto de la República Federal de Alemania Mathias Rust, sentenciado en septiembre a cuatro años de trabajos forzados por aterrizar con una pequeña avioneta en la plaza Roja de la capital soviética, el pasado mes de mayo.

El líder bávaro mantuvo ayer una entrevista de dos horas y media con el dirigente soviético en el Klemlin, según anunció el portavoz de la Embajada de la RFA en Moscú, Alexander Allardt.El jefe del Gobierno bávaro viajó el lunes a Moscú pilotando su propio avión ligero de ocho plazas para mantener conversaciones durante tres días con los dirigentes soviéticos.

Rust, de 19 años de edad, se encuentra actualmente en la cárcel de Lefortovo, en Moscú, en espera de ser enviado a un campo de trabajo. Su petición de perdón por haber volado ilegalmente hasta Moscú desde Finlandia, en lo que el joven piloto alemán occidental calificó como "misión de paz", fue rechazada hace dos semanas. El líder de la conservadora Unión Social Cristiana de Baviera, que forma parte de la coalición que gobierna en Bonn,. eludió una respuesta clara sobre el resultado de su gestión sobre Rust.

Otra de las cuestiones abordadas durante el encuentro entre el dirigente bávaro y Gorbachov fue el reciente acuerdo sobre eliminiación de misiles nucleares de alcance intermedio logrado en la cumbre de Washington, según manifestó el portavoz de la Embajada alemana.

Allardt afirmó que Strauss -cuya oposición al acuerdo de Washington es notoria- manifestó a Gorbachov que "el acuerdo, desde el punto de vista tecnológico y militar, no es una ayuda para la RFA, pero introduce un nuevo nivel en las negociaciones, en el que pueden darse nuevos pasos adelante".A pesar de su anticomunismo militante y de su oposición hacia posturas más favorables hacia la distensión como las preconizadas por sus aliados en el Gobierno de Bonn -el canciller democristiano, Helmut Kohl, y, sobre todo, el liberal Hans-Dietrich Genscher, ministro de Asuntos Exteriores-, Strauss ha tenido éxito en sus misiones en países del Este para conseguir autorizaciones de viaje para ciudadanos que deseaban emigrar al Oeste y ha alentado una profundización de las relaciones económicas y comerciales con, el bloque socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de diciembre de 1987