Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Tres funcionarios reconocen haber golpeado a Rueda para 'reducirle'

Tres de los funcionarios de la carcel de Carabanchel procesados por la paliza que costó la vida al joven anarquista Agustín Rueda en marzo de 1978 reconocieron ayer ante el tribunal que les juzga que ellos y otros compañeros golpearon al recluso con las defensas reglamentarlas durante un período de tiempo sobre el que no se pusieron de acuerdo. Coincidieron, en cambio, en que Rueda esgrimía un cuchillo; las órdenes de reducirle con energía procedieron del director de la prisión, y el subdirector participó en la acción.

En la sesión del juicio celebrada en la mañana de ayer ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid prestaron declaración los funcionarios procesados Nemesio López Tapia y Alberto Cucufate de Lara Martínez-Plasencia y comenzó a hacerlo José Luis Rufo Salamanca, que proseguirá en la reanudación de la vista mañana por la tarde. Según el relato del fiscal, el 13 de marzo de 1978 éstos y otros funcionarios, con el conocimiento y autorización del director de la prisión y para averiguar su participación en la construcción de un túnel, utilizaron las defensas de goma en los interrogatorios a varios internos, con especial intensidad a Agustín Rueda, quien falleció al día siguiente.Nemesio López Tapia respondió al fiscal y a su abogado defensor, pero se negó a contestar a los letrados de la acusación particular. Además de la versión coincidente con sus compañeros, declaró que Rueda le dio una patada en el vientre y en el dedo meñique y reconoció haber golpeado al recluso en la espalda. José Luis Rufo Salamanca, que respondió ¡a las preguntas del fiscal y se reservó la posibilidad de no hacerlo totalmente a las de los abogados de la acusación, reconoció haber llevado al despacho de jefatura a tres sospechosos de participar en la construcción del túnel, entre ellos Rueda, a quien admitió haber dado "tres o cuatro golpes", cumpliendo las órdenes del director de que había que actuar "enérgicamente".

La parte central de la sesión de ayer correspondió a la declaración de Alberto de Lara, funcionario que en la mañana del 13 de marzo de 1978 salía de servicio y fue requerido para participar en lo que él denominó la "reducción" del recluso Agustín Rueda. Lara contestó, en un tono en ocasiones arrogante, al fiscal y a los abogados que le preguntaron y se extendió a veces en manifestaciones ajenas a lo que se le preguntaba, sin permitir que el letrado de turno cortase su discurso. El presidente del tribunal amparó en todo momento al procesado.

La agresión

En lo que afecta a la causa que se juzga, Lara relató que, a su salida del servicio, fue requerido para conducir a Agustín Rueda hasta el despacho de la jefatura de servicios y, más tarde, desde allí a una celda, momento en el que el interno le agredió, cayó por las escaleras, sacó un cuchillo y hubo de ser reducido por "ocho, doce o seis funcionarios" que acudieron con sus defensas reglamentarias ante la petición de ayuda de Lara y su compañero Alfredo Luis Mallo Díaz.Lara aseguré que primero trató de convencer verbalmente a Rueda para que soltara el cuchillo y después participó con sendos golpes en el antebrazo y en la mano en el apaleamiento general, que duró "un minuto o minuto y medio" (en las declaraciones sumariales dijo que de tres a cinco minutos). Lara explicó que durante los seis o siete minutos que Rueda se encontraba dentro de la jefatura de servicios se oyó un golpe, que lo mismo podía ser, dijo, "un cabezazo, un puñetazo o una patada", y poco después el director indicó, refiriéndose a Rueda: "Éste para abajo". Asimismo, aseguré que más tarde le dieron una porra de goma y le transmitieron las instrucciones del director de actuar con energía, así como que el ex subdirector participó en la paliza.

Sin embargo, Lara dijo no saber qué responder a la pregunta que le hizo el abogado del ex subdirector Antonio Rubio, sobre el hecho de que en el parte redactado por el declarante figuraran los nombres de todos los funcionarios que participaron en el incidente con Rueda, pero no el del subdirector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de diciembre de 1987