Juguetes

Mientras comienza la temporada de venta de Navidad, una pregunta acude a la mente de los fabricantes de juguetes del país: ¿cuántos juguetes de 150 dólares pueden comprar los padres norteamericanos en una época de crisis económica? Lo mejor sería que fueran muchos, puesto que la industria está fundamentando sus esperanzas en una nueva generación de juguetes electrónicos con precios que oscilan entre los 60 y los 225 dólares. Para los niños cuyos padres no tienen tiempo de contarles cuentos antes de dormir está Dozzzy (60 dólares), una muñeca con pijama azul que contiene un magnetófono que funciona cuando el niño le aprieta la mano. La muñeca supervisa el ritual de irse a la cama: "¿Te has acordado de lavarte los dientes? ¿Has apagado la luz?". Mientras pregunta al niño qué tal ha pasado el día, intercala sus preguntas con sugestivos bostezos. Para ahorrar pilas un microprocesador hace que la muñeca se apague sola cuando el niño se ha quedado dormido. Entre los más avanzados y costosos juguetes que se venderán las próximas Navidades, están los más modernos juegos de video. Uno de ellos incluye un panel de control que se conecta al televisor, dos mandos, un robot de diez pulgadas que reacciona a las órdenes de dos fotosensores que tiene detrás de los ojos y un cañón de video sensible a la luz. Los jugadores no sólo pueden disparar a la pantalla sino también al robot, mientras el combate adquiere intensidad. 6 de diciembre

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción