Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los auditores en ejercicio deben demostrar un año de experiencia

El Grupo Socialista del Congreso ha presentado una enmienda a la disposición transitoria primera del proyecto de ley de Auditoría de Cuentas, según la cual los auditores en ejercicio tendrán que demostrar una experiencia profesional mínima de un año para poder inscribirse en el registro oficial. Los grupos parlamentarios han presentado un total de 177 enmiendas al articulado y 3 de totalidad promovidas por Coalición Popular, Partido Demócrata Popular y Partido Liberal.La enmienda socialista supone, de prosperar, que no habrá acceso automático a la condición de auditor para los actuales profesionales que estén ahora inscritos en algunas de las organizaciones que les agrupan, es decir, el Instituto de Censores Jurados de Cuentas, el Registro de Economistas Auditores, el Colegio de Titulares Mercantiles y el Instituto de Actuarios de España.

El secretario de Estado de Economía, Guillermo de la Dehesa, advirtió que esta disposición transitoria sería modificada, para evitar el efecto anuncio que se podía derivar del proyecto de ley. Según Economía, algunas organizaciones habían imprimido una celeridad especial a los cursos ofertados para los aspirantes a auditores o habían anunciado una modificación de sus estatutos para rebajar los requisitos hasta entonces vigentes, como una forma de demostrar su desacuerdo con la nueva ley.

Además del año de experiencia -a contar desde la entrada en vigor de la ley-, en trabajos realizados en el ámbito financiero y contable, la enmienda socialista propone que los auditores en ejercicio cumplan todos los requisitos señalados en el proyecto del Gobierno, a excepción del examen de aptitud. Es decir, ser mayor de edad, de nacionalidad española o de algún país de la CE, no ser incompatible y te ner estudios o títulos que faculten para el ingreso en la univesidad.

El Instituto de Planificación Contable resolverá, en el plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la ley, las solicitudes presentadas para la inscripción en el registro de los profesionales ahora en ejercicio. Entre tanto, estos profesionales podrán seguir con su actividad.

En cuanto al exámen de aptitud profesional para los aspirantes a auditores, el grupo socialista ha introducido otra enmienda según la cual serán las organizaciones profesionales quienes realizarán estas pruebas. El proyecto de ley del Gobierno remitía este asunto a un posterior desarrollo reglamentario.

Secreto e independencia

Subsidiariamente, el examen de aptitud se realizará por el Instituto de Planificación Contable que será quien apruebe las convocatorias. Éstas se harán públicas mediante orden del Ministerio de Economía y Hacienda. El reglamento de la ley establecerá las normas para la aprobación del contenido de los programas composición de los tribunales período de formación práctica.

Las enmiendas socialista también modifican la regulación de las sociedades de auditoría la responsabilidad de estos profesionales respecto a terceros aunque sólo en cuestiones de matiz respecto al proyecto gubernamental.

No se han introducido ninguna de las principales observaciones de las organizaciones profesionales al proyecto de ley de Gobierno, especialmente las relativas a que se vulnera el secreto profesional y que se ejerce un tutela excesiva por parte de la Administración sobre el ejercicio profesional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de diciembre de 1987

Más información

  • Enmienda socialista a la ley de Auditoría