Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José María Garcia medita su anunciado abandono de la rádio porque se había quedado "sin fuerzas"

El comentarista deportivo dijo, en principio, que se iría "a una vaquenía en Asturias a leer o estudiar"

El popular comentarista deportivo José María García anunció la noche de] pasado miércoles, en su programa de radio Supergarcía en la hora cero, que abandonaba la profesión periodística. Anoche, sin embargo, dijo que estaba reconsiderando su decisión y matizó: "Son mayores las posibilidades que tengo de continuar". El desencadenante de su drástica postura inicial había sido una sentencia de la Audiencia Territorial de Zaragoza que le ha condenado a dos meses y un día de arresto mayor, con el agravante de reincidencia, por un delito de desacato. En manifestaciones a diversos medios, García reiteró, en principio, que se sentía "quemado" y "sin fuerzas".

La Sección Segunda de la Au diencia Territorial de Zaragoza condenó al periodista José María García a dos meses y un día de arresto mayor por un delito de desacato, con el agravante de reincidencia, y por los con ceptos injuriosos y calumniosos contra las Cortes de Aragón y el presidente de la Federación Española de Fútbol, José Luis Roca, entonces diputado regional.Según informa Javier Ortega desde Zaragoza, García denun ció en un programa, el 6 de julio de 1986, en la cadena Antena 3 "la corrupción que existe en las Cortes aragonesas". Afirmaba que Roca había cobrado por cuenta de las Cortes un kilometraje no realizado. El periodista afirmó: "Si esto lo hace por 1.000 duros, ¿qué no hará por 1.000 millones?". Añadía que .el señor Roca ha robado al pueblo de Zaragoza 219.000 pesetas".

En la sentencia se dice que las manifestaciones vertidas .contienen frases y conceptos calumniosos e injuriosos, y en las mismas hay un claro ánimus iniurandi". Añade que los hechos declarados y probados "son legalmente constitutivos de un delito de desacato, penado en el artículo 244 del Código Penal".

Esta sentencia ha coincidido en el tiempo con un delicado momento de la carrera profesional de José María García tras el denominado caso Gordillo. Algunos de los jugadores de la selección española -entre otros, Víctor y Zubizarreta, del Barcelona, Y Goikoetxea, del Atlético de Madrid- criticaron a José María García en su propio programa. Los futbolistas le reprocharon entrometerse en funciones que no son competencia suya e incluso algunos de los internacionales lee culpan de haber creado una tensa situación en la propia selección.

Otro aspecto que ha generado cierta polémica en los ambientes deportivos fue su apoyo público a Jesús Gil, el discutido presidente del Atlético de Madrid, de quien en plena campaña electoral dijo que era el único de los aspirantes válidos para presidir el club. Gil nunca negó la ayuda jurídica que a través de sus abogados proporcionó al padre de José María García, secretario de una cooperativa de viviendas que fracasó y cuyos miembros le llevaron a los tribunales.

A lo largo de la jornada de ayer, García prodigó sus apariciones en diferentes emisoras, e insistió repetidamente en sus mismos argumentos. Manifestó que se encontraba "muy des gastado y muy quemado" y que .ya se había quedado sin fuer zas". Respecto a la sentencia judicial afirmó: "Como ciudadano, siempre he acatad ' o las sentencias de los jueces" y que lo que lamentaba era que el caso "no se hubiera investigado a fondo, pese a las pruebas aportadas en su progrania".

García llegó a afirmar en una entrevista radiofónica: "Yo he luchado por el periodismo y por mi país y llega un momento en el que empiezas a pensar si merece la pena. Me iré a Asturias, a una vaquería, a leer o estudiar". Más tarde, tras una larga reunión familiar y otra con el Consejo de Administración de Antena 3, dijo estar reconsiderando su marcha y que sus posibilidades de continuar eran mayores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987