Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROCESO DE CONCENTRACIÓN BANCARIA

Construciones y Contratas y KIO forman una sociedad para controlar el 12,25% del Banco Central

Ayer se dio un nuevo paso en el proceso de clarificación del panorama accionarial dentro de los grandes bancos nacionales. El grupo KIO vendió a Construcciones y Contratas (Conycon), a cambio de solares, el 5,25% del capital que tenía en el Banco Central a 4.550 pesetas cada acción. Además, han creado una sociedad en la que se colocarán las participaciones que los dos grupos tienen en el Central: Conycon, el 5,25%, y KIO, otro 5% adicional. La nueva sociedad es el primer accionista del Central. El Banco de Bilbao estudiará hoy qué camino seguir en su proceso de compra de Banesto a la luz de las duras condiciones que esta entidad ha puesto para llegar a un acuerdo amistoso.

El grupo Construcciones y Contratas, cuyos máximos responsables son Alberto Cortina y Alberto Alcocer, y el Kuwait Investment Office (KIO) han constituido una sociedad, cuyo capital social embolsado supera los 32.000 millones de pesetas, con el objeto de tener y administrar acciones del Banco Central por un equivalente mínimo al 12,25 % del total de dicha institución financiera. La nueva sociedad se constituye en el primer accionista del Central y, por ahora, no pretende tener representación en el consejo de administración. El presidente del Banco Central, Alfonso Escámez, tuvo conocimiento de la operación el pasado miércoles a últimas horas de la noche. La ampliación de capital anunciada por el Banco Central para tratar de impedir tomas de control de la entidad se ha mostrado claramente insuficiente.La nueva sociedad estará participada en un 51,2% por Construcciones y Contratas, y el 48,8%, por KIO. Conycon aporta a la sociedad un paquete accionarial del Banco Central, equivalerte al 5,25% del capital social o 3.617.000 acciones, que le es vendido por KIO al precio medio de

911%. Como forma de pago, Conycon entrega a KIO terrenos de su propiedad ubicados en una zona privilegiada de Madrid, la plaza de Castilla. Se trata de más de 60.000 metros cuadrados del último gran solar existente en la zona de negocios de la capital, que ha sido valorado a un precio medio que ronda las 200.000 pesetas metro cuadrado. Por su parte, KIO aporta el 5% restante del paquete del Central de su propiedad -en total controlaba el 10,25% del primer banco privado del país, una parte del cual fue adquirido a un precio medio del 980%-. Además KIO sindicará en la nueva sociedad un 2% del Banco Central en poder de Terras Hostench.

El anuncio de que el grupo Construcciones y Contratas (Conycon) controlará directa e indirectamente el 12,25% del capital del Banco Central, se conoció mediante una nota firmada por Fernando González Urbaneja que figura en el último número de la revista Cambio 16 como subdirector de publicaciones y es así mismo editor de la revista Inversión, del mismo grupo. El capital del Banco Central se sitúa en la actualidad en 35.063 millones de pesetas. La gran lectura de esta operación apunta a que se trata de la nacionalización de un importante paquete accionarial del Banco Central que estaba en manos extranjeras.

El acuerdo entre Conycon y KIO ha pasado desapercibido para los responsables del Banco Central, que tras la oferta de compra del Banesto por parte del Bilbao intentaron frenar la entrada de posibles nuevos inversores a partir del anuncio de una ampliación de capital en la proporción de una acción nueva por cada cinco antiguas con una prima del 300%, claramente por debajo del precio de las acciones en las bolsas españolas e insuficiente para encarecer cualquier operación de intento de control. Alfonso Escámez tuvo conocimiento de la operación anteayer por la noche, y solicitó un período de dos días de gracia para comunicarlo a sus consejeros, período que no se le concedió. Con estas acciones se llega al control directo del 10,25% del capital del Central, al que se añadirá la representación del 2% que tiene Torras Hostench, sociedad en la que KIO tiene una posición de control.

Mantener el consejo

En medios del Banco Central y de la nueva sociedad se ha señalado que la operación no tiene como objetivo la entrada en la gestión de la entidad ni en el consejo de admninistración de la misma, aunque medios financieros señalan que, aunque esto sea cierto a corto plazo, no puede considerarse como permanente y que lo probable es que se espere un cierto tiempo antes de iniciar conversaciones para acabar tomando el control de la entidad de una forma amistosa.Construcciones y Contratas, que tiene una posición predominante en el Banco Zaragozano y un 5% en el Banco de Fomento, del grupo del Banco Central, afirma que en la nueva sociedad no se integrarán estas participaciones y que el Banco Zaragozano se ha mantenido "escrupulosamente al margen de la operación". Según fuentes de la nueva sociedad, la operación tiene como objetivo apoyar al Banco Central, impidiendo otras acciones menos amistosas que pudieran estar diseñándose en contra de la entidad.

Un portavoz de Construcciones y Contratas señaló que "no se ha

ha comprado la participación de KIO en el Banco Central, sino que se ha sujetado dicha participación mediante el compromiso de constitución de la nueva sociedad". La aportación de Conycon es dinero fresco, añadieron estas fuentes, que se transformará en la adquisición de los paquetes accionariales, procedentes de fondos internacionales y nacionales, mediante el pago pactado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987