Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROCESO DE CONCENTRACIÓN BANCARIA

El grupo controla el Zaragozano y participa en el Banco de Fomento

Ayer se dio un nuevo paso en el proceso de clarificación del panorama accionarial dentro de los grandes bancos nacionales. El grupo KIO vendió a Construcciones y Contratas (Conycon), a cambio de solares, el 5,25% del capital que tenía en el Banco Central a 4.550 pesetas cada acción. Además, han creado una sociedad en la que se colocarán las participaciones que los dos grupos tienen en el Central: Conycon, el 5,25%, y KIO, otro 5% adicional. La nueva sociedad es el primer accionista del Central. El Banco de Bilbao estudiará hoy qué camino seguir en su proceso de compra de Banesto a la luz de las duras condiciones que esta entidad ha puesto para llegar a un acuerdo amistoso.

La empresa Construcciones y Contratas ha desarrollado en los últimos años una política activa de invertir parte de sus excedentes empresariales en participaciones bancarias, entre las que destacaba hasta ahora el paquete de control del Banco Zaragozano y la histórica participación del 5% en el Banco de Fomento, del grupo del Banco Central. Estas dos participaciones acciointariales han servido para cubrir distintos objetivos. Mientras que las acciones del Banco de Fomento, participado en más del 40% por el Banco Central, han sido una inversión a largo plazo, la del Zaragozano se convirtió en un paquete de tal tamaño que permitió el control de la gestión.El grupo de Construcciones y Contratas fue comprando distintos paquetes de acciones del Banco Zaragozano, a través de operaciones en bolsa o mediante acuerdos con los poseedores directos, como fue el caso del Banco Santander, hasta llegar a tener cerca del 30'/ del capital del Zaragozano, que en la actualidad es de 5.740 millones de pesetas nominales.

Nuevo presidente

La toma del control del paquete mayoritario del Zaragozano permitió al grupo de Construcciones y Contratas tratar de nombrar como consejero delegado de la entidad a, Rafael Martínez Cortifia, entonces consejero delegado del Banco Exterior, que no cuajó al final porque Miguel Boyer, presidente del Exterior, presionó para que Martínez Cortifia pernianeciera en el banco público. Un año después, y tras diversos contactos con otros posibles fichajes, los principales accionistas dlecidieron jugar a fondo la carta del Banco Zaragozano, e impusieron el nombramiento, como presidente con plenos poderes, de José Ramón Álvarez Rendueles, ex gobernador del Banco de España.

El Banco Zaragozano contaba, a 31 de octubre, con 2,25.433 millones de pesetas en cuentas de acreedores, con un aumento del 29,25% sobre el año anterior, y un volumen de inversión crediticia de 133.553 millones (+21,86%). Ell margen bruto de explotación ascendió a 6.429 millones en enero-octubre, con un crecimiento del 75,94% sobre 1986. Fuentes del banco estiman que los beneficios del Zaragozano serán este año un 50% más altos que en 1986.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987