Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Los bancos se alejan del mercado

La escasez de alternativas ha dividido en dos a los mercados de valores, con un, sector bancario lanzándose en -solitario a la valoración de su incierto futuro y el resto de los grupos sumido en el goteo a la baja de las últimas sesiones. La proximidad de los niveles de apertura del ejercicio está frenando la salida de papel, y gracias a ello el mercado está aguantando sin demasiados problemas por encima del 208,31%. Pero el dinero es el gran ausente de estas jornadas, lo que presiona a la baja sobre el volumen negociado, que se acerca otra vez a los niveles mínimos del año. De mantenerse esta situación algunos días más, habrá que dar por perdida la batalla, pues es casi imposible que el sector bancario soporte cada día las bajas del resto del mercado.La división del mercado se ha dado también en el desarrollo de la sesión, pues hasta mediodía la orientación era negativa, perdiéndose casi dos puntos en el índice general hasta la publicación de las cotizaciones bancarias. Con la excepción del Vizcaya, que se quedó con una cobertura del 60%, los restos compradores de los grandes encontraron contrapartida en un mercado que no muestra demasiada confianza en los acontecimientos que están por venir. Aun así, los pequeños saldos compradores de estos valores les permitieron subidas de hasta 40 enteros, lo que anuló la trayectoria negativa del resto del mercado.

La situación se ha complicado para los inversores, que, nuevamente, no saben a qué atenerse ante el futuro más inmediato. Parece dificil que el sector bancario esté dispuesto a tirar del mercado, sobre todo porque los problemas planteados dentro del sector acaparan la atención de sus responsables. Las expectativas, sin un sector potente que tome las riendas, y con unos inversores poco dispuestos a arriesgar su dinero, obligan a repetir los planteamientos vendedores del fin de semana anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987