Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Hormaechea será expulsado del Parlamento cántabro si provoca nuevos incidentes

Los tres partidos de la oposición en Cantabria, Partido Regionalista Cántabro (PRC), PSOE y CDS, han calificado muy duramente el comportamiento tenido por el presidente del Gobierno autónomo, Juan Hormaechea, en el curso del pleno celebrado el viernes pasado. La junta de portavoces, en reunión celebrada anteayer con la mesa de la Asamblea regional, solicita la retractación de Hormaechea y una satisfacción pública para el presidente de la Cámara, Eduardo Obregón. Hormaechea será expulsado de la Cámara si provoca nuevos incidentes.El incidente se suscitó el viernes durante la sesión plenaria cuando Hormaechea, en el uso de la palabra, acusó a Obregón de ejercer sus funciones con talante antidemocrático al pretender aquél hacer valer el reglamento en el control de los debates. Hormaechea pidió la dimisión de Obregón como presidente y cuando éste le rogó que retirase sus palabras el presidente del Gobierno autónomo contestó que las retiraba pero que el espíritu que las había inspirado prevalecería.

Hormaechea será expulsado de la Cámara en el caso de que reincida en su comportamiento "y si no lo fue el viernes fue", según Eduardo Obregón, debido al perdón que de forma excepcional le concedió.

Los regionalistas acusan a Hormaechea de impertinencias y caprichos antirreglamentarios. En parecidos términos se expresaron los socialistas y el Centro Democrático y Social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de noviembre de 1987