La Organización Mundial

de la Salud (OMS) ha aprobado un anticonceptivo chino destinado a los hombres y que se considera seguro, reversible y sin efectos secundarios. Se trata de un nuevo método que bloquea el canal espermático mediante una inyección de plástico de poliuretano, fácil de extraer. Ha sido usado con éxito ya por 10.000 pacientes.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 31 de octubre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50