Ataque iraquí.

El viceministro de Exteriores soviético, Yuli Vorontsov, viajó ayer a Teherán, tercera etapa de una misión de mediación en la guerra del Golfo, al tiempo que aviones iraquíes atacaron un "gran objetivo naval" (un petrolero, en la terminología oficial de Bagdad) frente a las costas iraníes. Vorontsov dijo en Kuwait que es inevitable que Irán e Irak acepten la resolución de alto el fuego de la ONU. Por otra parte, Japón ha rechazado la solicitud de EE UU de sumarse al embargo de las importaciones de petróleo iraní.-

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 31 de octubre de 1987.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50