Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reagan desígna al juez conservador Douglas Ginsburg candidato al Supremo

El presidente norteamericano, Ronald Reagan, anunció ayer que ha designado al juez Douglas Ginsburg, de 41 años, candidato al Tribunal Supremo de Estados, en lugar del juez Robert Bork, de 60 años, al que había nombrado inicialmente y que fue rechazado la semana pasada por el Senado. Reagan desafió a dicha Cámara a que confirmara sin demora este nuevo nombramiento y definió al juez Ginsburg como "enormemente popular entre colegas de las más diversas afiliaciones políticas".

Al anunciar la designación del joven Ginsburg para ese importante cargo vitalicio, el presidente subrayó que el desempeño del citado juez al frente de un puesto judicial inferior hace un año había sido elogiada tanto por los conservadores como por los liberales.Ginsburg debe ocupar, si cuenta con la aprobación del Senado, la plaza dejada vacante por el moderado Lewis Powell. La candidatura del ultraconservador Bork fue rechazada hace siete días por esa Cámara por 58 votos en contra y 42 a favor después de una dura pugna. Tras esa derrota, el presiente Reagan dijo que su nuevo candidato tendría "las mismas características" que el anterior.

Al anunciar la elección de Ginsburg ante más de 200 personalidades de la justicia, la política y los negocios invitadas a la Casa Blanca para presenciar el acontecimiento, un combativo Reagan retó al Senado, controlado por los demócratas, a que "no permita la repetición de la campaña de presiones políticas" que a su juicio mostró esa votación.

"Ya es hora de que el Senado muestre que está conmigo en la defensa de la integridad e independencia del sistema judicial de Estados Unidos y una buena forma de empezar podría ser que comience las audiencias inmediatamente", afirmó Reagan. El presidente añadió que la lucha contra la candidatura de Bork, al que muchos senadores consideran un juez extremista en materias como vida privada de los individuos o los derechos humanos, fue "un perjuicio al Supremo y a la nación".

Las decisiones de ese tribunal, dividido en partes iguales entre liberales y conservadores, afectan de un modo u otro a casi todos los aspectos de la vida cotidiana de los norteamericanos. Ahora Reagan ha optado por el, según los observadores, menos experimentado y más conservador de los dos candidatos en liza; el otro era el moderado Anthony Kennedy, juez de un tribunal de apelaciones desde 1976 y favorito de los funcionarios de la Casa Blanca. Ginsburg, en cambio, es el candidato del ministro de Justicia, el ultraconservador Edwin Meese.

Reagan subrayó las "altas cualificaciones" de Ginsburg, nacido en Washington, ex funcionario del Departamento de Justicia y actualmente juez del Tribunal de Apelaciones en la capital estadounidense. Ex profesor de la facultad de Derecho de Harvard, Ginsburg será, si de aprueba su nombramiento, el primer juez judío que ingresa al Supremo desde 1969, año en que Abe Fortas dejó dicho tribunal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1987

Más información

  • El presidente desafía al Senado a confirmar sin demora el nombramiento