Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Obispos españoles se oponen a la inclusión del Opus Dei en los tratados con el Vaticano

Un sector importante del episcopado español -que engloba al menos una docena de obispos de los 77 que lo integran- está en contra de la inclusión del Opus Dei en los acuerdos parciales firmados entre España y la Santa Sede en 1979, que sustituyeron al Concordato de 1953. Fuentes próximas al episcopado manifestaron a este diario que no se expresarían públicamente en contra de esta iniciativa, "porque tenemos mucha preocupación por no herir", pero sí lo harían a través de los condados eclesiásticos.

Este sector opuesto al Opus Dei era hace unos años mayoritario. En 1982, la Conferencia Episcopal se mostró contraria a la constitución del Opus Dei como prelatura personal, según un informe remitido al Vaticano. El giro conservador dado por el episcopado español desde principios de los años ochenta se deja notar en la actualidad. A pesar de ello, algunos titulares de diócesis no ocultaron su satisfacción, en sus círculos eclesiásticos más allegados, cuando el Gobierno no eximió al Opus Dei del IVA en la construcción de templos, tema tratado en la reunión que la comisión mixta Iglesia-Estado mantuvo el mes de julio.Fuentes próximas al episcopado manifestaron que, a pesar de esta oposición, "la información que tiene Roma proviene de la nunciatura". Según estos medios, el Papa, más que favorecer abiertamente a los miembros de la prelatura, "tiene una actitud tolerante hacia ellos, como la del padre que deja saltar a sus hijos sobre un sofá sin regañarles". Por el momento, el Opus Dei puede verse reconocido en los acuerdos parciales gracias a la iniciativa vaticana. Aunque esta petición ha sido formulada al Gobierno en las últimas semanas, era conocido que se preparaba desde hacía tiempo una actuación de estas características por parte de la Santa Sede. La llegada a Madrid del nuncio Mario Tagliaferri supuso un apoyo a esta línea favorable al reconocimiento del Opus Dei en el convenio, por lo que ya había batallado el anterior nuncio, Antonio Innocenti.

Los obispos que se agrupan en torno al nuncio opositor pertenecen a la línea menos restauracionista de la Conferencia Episcopal, cuya presencia ya se mostró en la elección del cardenal Ángel Suquía como presidente de la Conferencia Episcopal Española.

Actualmente son una minoría, debido a la política desarrollada por el nuncio y también a la línea de acercamiento que el Opus Dei ha mantenido con algunos de los obispos españoles, que en algunos casos ha fructificado. Los obispos, por su parte, no ven con muy buenos ojos la actividad que desarrollan los miembros del Opus Dei en sus diócesis. Ello se debe a que escapa a su control, debido precisamente a su constitución como prelatura personal. Esta figura jurídica les permite depender de la congregación de los obispos vaticana, superando la territorialidad de las diócesis, así como de las conferencias episcopales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1987