Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subida prevista para los funcionarios municipales, dos puntos por encima del IPC

Los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid tendrán una subida salarial de dos puntos por encima de la inflación, según se recoge en todas las opciones de los proyectos de presupuestos de la corporación madrileña. Estos incrementos no han sido modificados a pesar de que los Presupuestos Generales del Estado fijan para los empleados públicos aumentos del 4% (un punto más que la inflación prevista).

En las seis opciones de presupuestos municipales elaborados por el área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid se incluye el mismo párrafo: "Se considera un crecimiento anual de todos los salarios de un 2% por encima del IPC". Este capítulo es igual en su cuantía en cada una de las propuestas. Pasa de 36.908,85 millones en 1987 a 39.526,59 millones en 1988. Teniendo en cuenta que la previsión de inflación realizada por el Gobierno es de un 3% anual, los empleados del Ayuntamiento tendrían como mínimo un 5% de subida en 1988.Con este aumento, los funcionarios municipales verían incrementados sus salarios por encima de sus compañeros de otras instituciones, para quienes los Presupuestos del Estado fijan con carácter general una subida de un punto más del IPC previsto, en total, un 4%. Precisamente ha sido el incremento de los salarios de los funcionarios, junto con la subida decidida para pensiones y la reforma fiscal, lo que ha impedido el acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos.

Criterios generales

Los dos puntos de incremento sobre la previsión del IPC se fijaron cuando aún no habían fracasado las negociaciones sobre la concertación social, y pensando, en opinión de los citados medios, que "incluir este tipo de subidas para los funcionarios no parecía muy descabellado dentro de un acuerdo global". Aunque, lógicamente, el Ayuntamiento ha de sujetarse a los criterios generales del Ministerio de Economía en materia salarial, no parece, según medios municipales, que la actual corporación vaya a realizar modificación a la baja en los proyectos de presupuestos.Las opciones presupuestarias que el equipo de gobierno quiere consensuar parten de un nivel de ingresos corrientes igual al de 1987 (106.679,28 millones), eliminando la tasa de vigilancia e incluyendo 2.000 millones de la Compañía Telefónica Nacional de España a partir de este año. Los ingresos de capital son iguales en términos reales a los del cuatrienio anterior, ascendiendo a 5.802,2 millones de pesetas.

En gastos, además del crecimiento salarial del 2% por encima de la inflación, todas las opciones incluyen 700 millones de pesetas anuales como pago del crédito del Banco de Crédito Local, por devolución de la contribución urbana a partir de 1988.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de octubre de 1987