Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nancy Reagan sufre la ablación de un pecho afectado por un cáncer

Los médicos procedieron ayer a la ablación del pecho izquierdo de Nancy Reagan después de confirmar la existencia de un cáncer "localizado", un tumor de siete milímetros. Los exámenes preliminares señalan que el carcinoma no se había extendido a otros tejidos, por lo que las probabilidades de supervivencia son altas, informó la Casa Blanca, tras la operación de 50 minutos en la que también se procedió a remover los nódulos linfáticos bajo la axila izquierda.La mala noticia de la existencia del cáncer de pecho (una de cada 10 norteamericanas sufren esta enfermedad y 40.000 mueren anualmente por esta causa) fue compensada por la no invasión del tumor en otras partes del cuerpo. Nancy Reagan, que cuenta 66 años de edad, no necesitará nuevas operaciones ni radiación, al haber elegido someterse a una mastectomía radical modificada y no únicamente a la más simple extirpación del pequeño tumor.

"Cariño, ya sé que no tienes ganas ahora de bailar, pero cojámonos de la mano", le dijo Ronald Reagan a Nancy en la sala de recuperación tras la intervención realizada en el Hospital Naval de Bethesda, donde el presidente ha sido operado en los dos últimos años de cánceres de colon y de piel. El presidente llegó muy temprano al hospital con un ramo de rosas rojas y antes de las nueve de la mañana los médicos confirmaron mediante una biopsia la existencia del cáncer, por lo que se procedió inmediatamente a la operación.

La enfermedad de Nancy llega en un mal momento para Reagan, con un serio problema en el golfo Pérsico, y políticamente muy disminuido tras el escándalo Irangate, la pérdida del control sobre la crisis de Centroamérica, la derrota del juez Robert Bork y un Congreso dominado por los demócratas. Nancy es el principal confidente y apoyo del presidente, que es muy dependiente de su esposa que hasta ahora ha cuidado de él, física y políticamente. "Me preocupa él. Ella es su pequeña chica. Ahora va a tener que hacer de enfermero, lo que ella ha hecho bastantes veces", comentó ayer la jefa de prensa de Nancy, Elaine Crispen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de octubre de 1987